Estado Autonómico

Las autonomías hacen recorte de los sanitarios que contrataron para la sexta ola: casi 29.000

En enero han prescindido de 2.000 y tienen decidido no renovar al resto en marzo pese a que la pandemia no está del todo controlada

Personal sanitario valenciano.
photo_camera Personal sanitario valenciano.

La pandemia ha entrado en descenso en España y las comunidades autónomas empiezan a replegar efectivos sanitarios. Las autonomías han prescindido ya en enero de, al menos, unos 2.000 profesionales contratados como refuerzo para afrontar la sexta ola del Covid. Y siguen en el punto de mira el resto, los que siguen en activo. Tienen los días contados.

La llegada de las fiestas navideñas coincidió con un aumento desbocado del número de casos de coronavirus en España, provocado por la aparición de la variante ómicron.

Tal situación llevó a las distintas comunidades autónomas a replantearse qué hacer con los sanitarios que habían contratado como refuerzo por el Covid, a pesar de que en un primer momento habían anunciado que pensaban prescindir de ellos. 

Y, en efecto, regiones como Madrid, Castilla-La Mancha, Valencia, Andalucía, Cantabria y Murcia anunciaron que renovaban algunas de estas plazas de refuerzo.

Se avecina un duro recorte de personal

Ahora, según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes conocedoras de la situación, el descenso en el nivel de contagios va a precipitar el recorte de personal, y la mayoría de comunidades tienen ya decidido que no van a renovar gran parte de los contratos. 

Los sindicatos alertan de la sobrecarga laboral que sufrirán los que se quedan. Explican que la atención sanitaria ha afrontado la sexta ola “completamente saturada” desde el primer momento. Lo achacan sobre todo a que hay menos sanitarios contratados que hace unos meses. Aseguran que solo se han recuperado la mitad de los contratos que acabaron después del verano.

Menos contratados

Denuncian los sindicatos que las comunidades autónomas han contratado a menos sanitarios para afrontar esta sexta ola. Según las cifras que manejan, a más de 58.000 se les extinguió el contrato entre septiembre y noviembre. Luego, en diciembre, cuando comenzaron a crecer exponencialmente los casos, contrataron a poco más de 29.000. 

Por tanto, destacan que hay otros 29.000 que no han vuelto a ser contratados, a pesar de todas las bajas de profesionales que se llevan produciendo desde principios de diciembre por la expansión de ómicron.

Despido de 2.000 sanitarios en enero

Las fuentes a las que ha tenido acceso ECD revelan que las comunidades autónomas han prescindido en enero de 2.000 profesionales, después de que las cifras de contagios en ese mes han registrado los máximos de toda la pandemia, tras las reuniones familiares y sociales de las fiestas navideñas.

Por si fuera poco, el plan de la mayoría de ellas es que el grueso de las salidas de los 29.000 sanitarios que contrataron para la sexta ola se produzca a finales de este mes de febrero. 

Y tiene también tomada la decisión de como tarde, a finales de marzo, tampoco se renueven el resto de contratos que vencen en esa fecha en buena parte de los territorios que los prorrogaron en diciembre en plena explosión de ómicron.

El refuerzo llegó a 80.000 profesionales

Hay que recordar que el refuerzo de personal llegó a ser de, al menos, unas 80.600 personas, según los datos facilitados por varias autonomías. 

Se trataba, sobre todo, de enfermeras, auxiliares, celadores y médicos, aunque algunas comunidades incluyen en esta bolsa también al personal de limpieza y de cocina de los hospitales, por ejemplo. 

En cualquier caso, no es posible desglosar el detalle porque no todas las comunidades facilitan los datos por categorías profesionales.

“La pandemia no está del todo controlada”

Con una incidencia a 14 días instalada en torno a los 2.500 casos por 100.000 habitantes, y con más de 200 muertos diarios, los profesionales sanitarios alertan de que la pandemia no está ni mucho menos bajo control, mientras las comunidades avanzan con el tijeretazo a los refuerzos contratados en los últimos meses.

En España hay 5,6 enfermeros y enfermeras por cada 1.000 habitantes, una de las ratios más bajas de Europa.

El Consejo General de Colegios de Enfermería calcula que hacen falta 120.000 enfermeras más en el sistema, para tener unas ratios de atención adecuados. 

“Después de la pandemia, pensar que van a echar a la calle a enfermeras, es terrible y desmotivador para los profesionales. Es una aberración total”, se quejan.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?