Estado Autonómico

Policías nacionales denuncian que aumenta el riesgo de contagio en la llegada de inmigrantes ilegales

En Canarias se ha incrementado en un 520% el número de sin papeles que entran por vía marítima respecto al mismo periodo de 2019

Un buque de Salvamento Marítimo con inmigrantes rescatados de una patera.
photo_cameraUn buque de Salvamento Marítimo con inmigrantes rescatados de una patera.

La custodia de los inmigrantes llegados en pateras y que deben guardar cuarentena ha aumentado la vulnerabilidad sanitaria de los agentes, que siguen teniendo serias trabas para acceder a los test de covid-19.

La ausencia de protocolos operativos para la gestión de los inmigrantes que llegan en pateras y deben guardar cuarentena, así como las trabas para un acceso ágil y prioritario a los test de diagnóstico están aumentando exponencialmente el riesgo de contagio por Covid-19 en la Policía Nacional.

El Sindicato Unificado de Policía denuncia que esta vulnerabilidad sanitaria a la que se enfrentan los agentes está afectando al número de casos de contagio registrado en las últimas semanas, que aumenta porque no se dispone de unas directrices aplicables a todas las plantillas para minimizar el riesgo de exposición de los policías. En este sentido, los agentes destinados en las zonas con mayor presión migratoria por la llegada de pateras se han convertido en un colectivo más expuesto a un posible contagio.

Las Islas Canarias están viviendo la peor presión migratoria de toda España, de tal forma que hasta el 15 de agosto se ha incrementado en un 520% el número de inmigrantes llegados vía marítima respecto al mismo periodo de 2019. En las últimas
horas, han sido más de 200 los que han llegado a la costa del archipiélago.

Los riesgos de contagio por Covid-19 no sólo son propios de las plantillas más expuestas por la presión migratoria (Canarias, Andalucía, Murcia, Islas Baleares) sino que ya han comenzado a tener sus efectos entre las Unidades de Intervención Policial (UIP), que se desplazan como refuerzo para la vigilancia de la cuarentena sanitaria de los inmigrantes y siguen teniendo trabas para un acceso inmediato y prioritario, como colectivo de alto riesgo, a los test de Covid-19.

En otra de las plantillas con una de las mayores presiones migratorias de España, Almería, no hay equipos de protección individual para toda la plantilla de policías y el riesgo de contagio en las instalaciones del CATE -que no tiene un aforo concreto, como ha denunciado el SUP- es extremadamente alto, no disponiendo además de ningún protocolo específico, más allá de las recomendaciones de la autoridad sanitaria. Hasta la fecha son 3.112 inmigrantes llegados a esa provincia por mar, a bordo de 269 pateras.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?