Estado Autonómico

Las asociaciones forestales piden más compromiso del Gobierno

Sostienen que el fin de los incendios pasa por la prevención, las ayudas económicas y la conciencia de la población

Imagen de los incendios en Asturias de principios del mes de marzo.
photo_cameraImagen de los incendios en Asturias de principios del mes de marzo.

El mes de marzo comenzó con los incendios forestales en Asturias, declarados el pasado día 4. Ayer se celebró el Día Internacional de los Bosques. Con motivo del aniversario, el rey Felipe VI acudió a La Coruña. Acompañado del presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Nuñez Feijóo; el presidente del Parlamento de Galicia, Miguel Ángel Santalices; y el delegado del Gobierno en la Comunidad Autónoma de Galicia, Javier Losada, el rey tuvo un breve encuentro con los integrantes de las asociaciones del sector de explotación forestal, e inició un recorrido por una zona forestal.

La Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el día 21 de marzo el Día Internacional de los Bosques en 2012. El lema de este año, “Los Bosques y la Educación”, busca generar una mayor conciencia al respecto a través de la educación, entendida como “un medio indispensable para aprender a amar el bosque”, según las asociaciones forestales.

Concienciar a la sociedad

“Queremos que se hable del tema, porque ha pasado una semana de los incendios en Asturias y nadie se acuerda de ellos”, ha declarado a El Confidencial Autonómico César Pérez, presidente de Unión de Cooperativas Forestales de Asturias, UCOFA. Según Pérez, en España “no hay cultura de mantenimiento de los bosques”, aunque no ha querido destacar una causa única en los incendios. “Siempre hay más causas”, ha declarado.

Desde la Asociación Forestal de Cantabria, ASFORCAN, entienden que concienciar la población es una de las soluciones, pero admiten que “es una medida que viene grande”, según su presidente, Carlos Tejedor, y abogan por que sean las instituciones las que se encarguen de esta labor. Según Tejedor, el Gobierno debe encargarse de informar a la sociedad sobre la importancia de la prevención. “el monte tiene muchos usos y hay que hacerlos de forma sostenible”.

Más control e inversión

César Pérez ha declarado que es importante que el Gobierno, “el mayor propietario de los bosques”, invierta en la prevención de los incendios forestales. “La extinción de los incendios ha mejorado”, ha admitido, “pero hace falta más prevención”.

Según Tejedor, esta prevención pasaría por más vigilancia de los sospechosos en los “momentos en los que se den las condiciones óptimas para quemar”. Según el presidente de UCOFA, sobre todo se quema “monte abandonado”, aunque admite que, quizá por eso, “nunca va a estar controlado al 100%”.

El control es más difícil cuando se tiene en cuenta las subvenciones que reciben en casos de incendios forestales. Pérez ha insistido en centrar las inversiones en prevención que en solución de los focos. Sin embargo, ha denunciado que “no interesa invertir a largo plazo en los bosques”, lo que ha supuesto una situación en la que, según Tejedor, “lo barato es prender fuego a los bosques”. El presidente de ASFORCAN cree que centrando las cantidades destinadas por la Unión Europea en la protección del medio ambiente y en crear superficies de pastos, en lugar de las subvenciones, podría frenar.

Tejedor ha pedido “quitar el estímulo” que suponen las subvenciones. Pérez cree que “siempre va a haber algún pirado” y recuerda que “los incendios se apagan en invierno”, época en la que hay que cuidar el mantenimiento de las áreas forestales.

Conservación del planeta

Los bosques cubren un tercio de la superficie terrestre del planeta y juegan un papel fundamental en la vida de alrededor de 1.600 millones de personas. Ayudan a conservar el suelo y el agua, así como más de la mitad de las especies terrestres conocidas. Asimismo, mitigan el cambio climático, principalmente por su capacidad de alterar el nivel de dióxido de carbono en la atmósfera.

Pese a esto, la deforestación sigue siendo un grave problema: unos trece millones de hectáreas de bosque desaparecen cada año, una superficie equivalente a la de Costa Rica. La deforestación también contribuye en un 12 a 20% a la emisión de gases contaminantes que agravan el calentamiento global, una situación que las asociaciones forestales quieren terminar.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?