Estado Autonómico

Así afectó el Covid-19 a las elecciones: Ordizia votó más que Euskadi y Burela menos que Galicia

En el municipio vasco se colocó una mesa electoral solo para embarazadas, en A Mariña hubo dos barreras de seguridad, la participación se desplomó por la tarde...

Elecciones en el País Vasco
photo_camera Elecciones en el País Vasco

Las elecciones autonómicas en ambas comunidades han tenido los resultados políticos esperados, con alguna que otra novedad, sin embargo, la jornada ha distado mucho de ser una jornada electoral similar a anteriores años. El miedo al contagio ha sido la gran protagonista de la jornada: las mascarillas, los geles hidroalcohólicos y la distancia de seguridad han sido la tónica habitual durante el día.

 En gran parte del País Vasco, la lluvia también ha hecho acto de presencia a primeras horas de la mañana. No obstante, el centro de atención ha estado en las dos provincias con los focos más grandes de coronavirus, Burela, A Mariña (Galicia) y Ordizia, Guipúzcoa (País Vasco).  

La participación en las elecciones iba a ser uno de los puntos generales y más importantes de la jornada. Sin embargo, los resultados finales de participación en las provincias en cuestión, Burela y Ordizia, distan entre ellas.

En Burela la participación final fue del 51’69% (casi nueve puntos menos que las pasadas elecciones), mientras que en Galicia votó el 58’87% del electorado. Sin embargo, en Ordizia (55’9%) se consiguió superar la media de votación respecto a todo Euskadi (52’8%), siendo la participación más baja dada en la historia de las elecciones autonómicas en País Vasco.

Burela

La jornada electoral en el municipio gallego ha transcurrido con normalidad teniendo en cuenta la situación por la que están pasando sus vecinos desde hace días. Desde primera hora de la mañana se habilitaron los dos pabellones deportivos, con las 10 mesas electorales para que los votantes pudieran acudir a ejercer su derecho a sufragio. Las colas fuera del pabellón fueron las protagonistas, además de la distancia de seguridad y las mascarillas obligatorias.

Se establecieron dos barreras de seguridad para que se pudiera votar con seguridad. La primera, una persona a la entrada del pabellón facilitaba gel hidroalcohólico a los votantes, la segunda, varias personas que se encargaban de guiar a la gente por los pasillos señalizados. Hasta las doce de la mañana se acercaron la mayoría de votantes, registrando un número más elevado respecto al anterior comicio, sin embargo, según avanzaba el día comenzó a caer en picado. 

Una de las anécdotas de la mañana fue la protagonizada por un hombre que quiso sellar el sobre usando su saliva mientras que desde la mesa electoral se le intentó persuadir antes de que lo hiciese.

Ordizia

El día en la comunidad vasca no comenzó de la mejor manera, la lluvia hizo acto de presencia a primera hora. Los parques y las calles estaban completamente vacías, solo los colegios arrojaban algo de movimiento. Sin embargo, en Ordizia se animaron a votar desde el principio de la jornada, eso sí, con paragua en manos.

Los miembros de seguridad tuvieron más trabajo del planificado debido a la lluvia, ya que tuvieron que retirar y cubrir las señalizaciones que se encontraban fuera de los recintos electorales. En los colegios se colocaron mesas exclusivamente para mayores de 65 años, embarazadas y otras personas con discapacidad, las cuales entraron directamente sin hacer la cola.

Aun así, se cumplieron todas las medidas de seguridad, incluso se evitó en muchos colegios depositar el DNI en la bandeja reglamentaria y se optó por enseñar directamente al presidente, el cual en muchos casos tuvo que acercarse a pocos centímetros para poder leerlo.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?