Estado Autonómico

Las primeras salidas tras la fusión de Cajastur, Caja del Mediterráneo, Caja Extremadura y Caja Cantabria: 1.200 empleados de las cuatro entidades serán prejubilados

Los sindicatos de las cuatro cajas que conforman la fusión fría que integran Cajastur, Caja del Mediterráneo (CAM), Extremadura y Caja Cantabria han dado el visto bueno, mayoritariamente, al plan laboral que les presentó la nueva entidad: las centrales dieron su aprobación a las 1.200 prejubilaciones. Según explicaron fuentes de las cajas implicadas en la fusión, el plan no encontrará obstáculos importantes para salir adelante. No obstante, habrá que analizarlo con profundidad y ver cómo se establece en cada una de las entidades, especialmente, en el caso de Caja del Mediterráneo (CAM), donde la oposición podría ser importante. Otra de las incógnitas que debe despejarse en los próximos días es la postura de UGT, ya que en tres de las cuatro financieras (Asturias, Cantabria y Extremadura) acepta el plan de prejubilaciones que se les presenta, pero no así en Alicante. En Caja del Mediterráneo, los vocales de UGT abarcan la mayor parte de la representación de este sindicato en la fusión, y podrían ejercer su oposición al plan laboral presentado. Tras aprobar el plan laboral, faltarán pocos aspectos por atar antes de que entre en marcha el llamado Sistema Institucional de Protección (SIP). Sin embargo, aun quedarán pendientes algunos flecos que la nueva entidad deberá resolver antes de finales de año. Uno de ellos será el de decidir el número de oficinas que cerrarán sus puertas, sobre todo, en aquellos casos donde haya solapamientos de oficinas. En este sentido, todo indica que se eliminarán las sedes donde se produzca este fenómeno. Además, también quedaría escoger el nombre con el que comenzaría a funcionar la nueva entidad, la quinta caja del país, a partir de enero, fecha elegida para su puesta en marcha.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable