Estado Autonómico

400.000 familias afectadas por la grave crisis citrícola

Soluciones: reorganización empresarial y topes de importación con más control a las importaciones

Naranjos de Valencia.
photo_camera Naranjos de Valencia.

“Cada año va a peor la campaña citrícola, y la de esta temporada 2018-19 es catastrófica”, así se expresa un empresario a El Confidencial Autonómico.

Según datos recabados por este digital, en España 400.000 familias dependen de la naranja. Las tareas de cultivo, recolección, comercialización, transportes y trabajos auxiliares ocupan a más de 270.000 personas, que sumadas a los 125.000 citricultores, suman esa cifra.

La citricultura ocupa unas 300.000 hectáreas en España, con más de 125.000 agricultores. La Comunidad Valenciana es líder, con unas 175.00 hectáreas y unos 80.000 productores, y predomina el minifundismo, a diferencia de las comunidades autónomas de Murcia y Andalucía donde predominan las grandes exportaciones. 

Para esta campaña se preveía la siguiente producción: en la Comunidad Valenciana, 3.894.543  toneladas; en Andalucía, 2.212.016; en Murcia, 963.375; y en el resto de España, 228.177. El 54% de la producción estaba prevista para exportación.

El incremento de las importaciones – sobre todo desde Sudáfrica - está siendo “inmenso en esta campaña: 1.427.000 toneladas entre naranjas, mandarinas, limones y pomelos”, según han manifestado a ECA desde el sindicato AVA-ASAJA, “a unos precios que no podemos competir”. 

Según ha sabido este digital, una cadena de hipermercados regala cuatro kilos de naranjas a cada cliente que compre otros productos por más de 40 euros. “Están tan baratas, que se regalan”. 

En el campo los precios que se pagan “están por los suelos, entre 7 y 15 céntimos el kilo de Navelina o Clemenules, que no cubren los gastos, y por eso hay mucha naranja que ni se recoge de los árboles este año”, destacan a este digital.

En fruterías de ciudades y pueblos se venden tres kilos por 1 euro. “Si un kilo vale 33 céntimos, ha de ganar la tiende y quien se las vende, se paga al transportista y al recolector, ¿qué queda para el productor, para el agricultor? Nada”.

Medidas para salvar el sector

La Unión Europea ha contestado a los representantes del sector citrícola español que deben “reorganizar su modelo empresarial, que tienen un serio problema interno y no sólo deben achacar a la importación la grave crisis que está padeciendo”.

Los empresarios citrícolas admite que han de reestructurar su negocio para ser más competitivos y ahorrar costes, y reconocen “pobre organización comercial, casi nulas campañas de promoción y publicidad”, entre otras deficiencias. 

 Pero también denuncian “el abandono de los gobernantes españoles y de la Unión Europea;  una importación de naranjas sin topes de países como Sudáfrica, Egipto o Turquía; y una falta de controles sanitarios e inspecciones a la naranja importada que sí se exigen a la española”.

“Improvisación de los políticos”

“Los políticos ahora aluden a que la Unión Europea activen las cláusulas de salvaguardia para frenar las importaciones citrícolas ¡pero piden cláusulas incluso que no existen, como ocurre en el caso de las mandarinas de Sudáfrica, porque nadie lo previó en su momento!”, señalan a ECA.

Un empresario subraya que “ahora se piden medidas de protección cuando se ignoró lo que vendría con cesiones a terceros países, y eso lo hemos pedido desde el sector citrícola con insistencia, sin éxito”, a la vez que destaca “una vez más, la improvisación de los políticos”.

“La Ley 12/2013 de medidas para mejorar el funcionamiento de la cadena alimentaria a la que se refieren los políticos no protegen al agricultor, que siempre se queda sin ganar ni recuperar lo invertido en el cultivo, es un ley inútil, que ni siquiera protege frente a la práctica de vender a pérdidas, puesto que la Comisión Nacional de Mercados y la Competencia ha tirado por tierra esa petición”, lamentan los empresarios.

Desde AVA-ASAJA subrayan que “en Francia se fijan los precios para compensar como mínimo los costes, prohíbe la venta a pérdidas, y es un plan que se puede implantar en nuestro país”.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?