El Confidencial Autonómico

El aeropuerto de Santander quiere frenar el descenso de su actividad en 2010. El aeródromo de Parayas establecerá un espacio para el tráfico de aviones militares

El Plan Director del Aeropuerto de Santander establece un espacio para posibilitar el despliegue de aeronaves militares. El aeródromo cántabro quiere poner freno al descalabro en su tráfico aéreo en lo que llevamos de año. Todos los meses de 2010 han arrojado un resultado negativo, lo que acumula un descenso de viajeros del 7,9% con respecto a 2009. La Orden del Ministerio de Fomento del pasado 30 de junio, por la que se aprobó el Plan Director del Aeropuerto de Santander, define las grandes directrices de ordenación y desarrollo del aeródromo hasta alcanzar su desarrollo previsible, y se delimita la Zona de Servicio. La determinación de las necesidades en plataforma de estacionamiento de aeronaves y en el lado tierra, de precisarse, se concretará dependiendo de la magnitud del despliegue y atendiendo a las necesidades expresadas por el Ministerio de Defensa. Asimismo, se habilitarán los espacios precisos para que las autoridades públicas no aeronáuticas puedan desarrollar las actividades y prestar los servicios de su competencia en las pistas. Según la citada Orden, la zona de servicio del aeropuerto delimitada por el Plan Director tiene una superficie estimada de 199,82 hectáreas, de las cuales 122,46 corresponden al Subsistema de Movimiento de Aeronaves, 22,49 hectáreas al Subsistema de Actividades Aeroportuarias, y 54,87 hectáreas a la Zona de Reserva Aeroportuaria. El recinto aeroportuario de Santander, de interés general del Estado, es un aeropuerto civil internacional con categoría OACI (Organización de Aviación Civil Internacional), clasificado como aeródromo de letra de clave 'A' por el Real Decreto por el que se actualizan las servidumbres aeronáuticas del aeropuerto cántabro. Las modificaciones contempladas suponen que la Zona de Servicio ha experimentado alguna variación con respecto a la delimitada en 2001, completándose el ámbito anterior mediante la inclusión de 6,4 hectáreas. La revisión ha supuesto también la modificación de las denominaciones de algunas de las subzonas o ámbitos dentro de la zona de servicio, en concreto las denominadas Zonas Industriales, que pasan a denominarse Zonas de Actividades Complementarias o Zona de Apoyo a la Aeronave.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable