El Confidencial Autonómico

Revilla aboga por la igualdad en la Administración cántabra: las mujeres deberán ocupar el 40% de los cargos directivos públicos

La primacía numérica de los hombres en los ámbitos de decisión de la Administración cántabra tendrá los días contados a partir de la entrada en vigor de la nueva Ley de Igualdad. La nueva normativa establecerá un mínimo del 40% de mujeres en todos los cargos directivos públicos. El mismo porcentaje deberá tenerse en cuenta a la hora de designar altos cargos y en el momento de los nombramientos desde el nivel de subdirecciones generales. Además, ellas tendrán su parte de las sillas en los Consejos de Administración de las empresas públicas e, incluso, en los puestos directivos y de responsabilidad profesional en la Sanidad y la Educación. Los cambios no se producirán de forma inmediata, sino cuando toque renovar asientos. Pero las modificaciones serán relevantes. De tomarse la ley al pie de la letra, en el próximo Gobierno cántabro tendrían que ejercer, al menos, cuatro mujeres. La idea es dar ejemplo desde lo público para que la filosofía vaya calando en los sectores privados. La ley lleva el nombre de 'Igualdad efectiva entre hombres y mujeres' descienda a regular detalles pequeños y establezca fórmulas de control. Las empresas privadas deberán tomar buena nota de que el Gobierno sigue sus pasos para que no dejen a las mujeres fuera de los ámbitos de decisión. Todos los años, las sociedades con domicilio social en Cantabria tendrán que comunicar al ejecutivo regional cuántas mujeres figuran en sus Consejos de Administración para ser evaluados. Las sociedades privadas que quieran contratar con la Administración o recibir cualquier clase de subvención tendrán que acreditar que tienen planes de igualdad y que no han sido sancionadas por cuestiones de género.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?