Comunidad Valenciana

Los sustitutos que se barajan en Compromís para Mónica Oltra: Joan Baldoví o “promoción interna”

El “demoledor” escrito de Fiscalía sobre el caso de los presuntos abusos aumenta la incertidumbre judicial y política

Mónica Oltra, en las Cortes Valencianas.
photo_camera Mónica Oltra, en las Cortes Valencianas.

Fiscalía dio a conocer el pasado jueves, 9 de junio, el duro escrito en el que, de modo contundente sobre Mónica Oltra y el caso del abuso de su marido a una menor tutelada, le acerca más a ser imputada por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV). 

Acusa a la líder de Compromís de tres delitos: abandono de menores, prevaricación y omisión del deber de perseguir delitos al ocultar “4 meses los abusos”.

Fiscalía destaca la participación de Oltra en la gestión de la Consellería que dirige y de la que dependen los centros de menores tutelados – Consellería de Igualdad y Políticas Inclusivas – en ese caso, dando una directriz verbal “ilegal” para ocultar el caso y en el que participaron altos cargos de la Consellería y diversos funcionarios.

Fiscalía ve nueve indicios que no dejan mucha salida a Mónica Oltra. Le atribuye un plan para exculpar a su ahora exmarido de los abusos sexuales a una menor.

La contundencia de Fiscalía

Prácticamente nadie esperaba un escrito “tan contundente de la Fiscalía sobre la actuación de Mónica Oltra, con unos términos y conclusiones tan demoledores”, afirman fuentes próximas al proceso.

Si el futuro judicial de líder de Compromís se está complicando progresivamente, todavía más el político, porque su posible imputación preocupa, lógicamente, “de puertas adentro” en Compromís, y también en el PSPV, ya que los socialistas temen que un desgaste electoral de Compromís conlleve el riesgo de que no pueda reeditarse el pacto tripartito de gobierno de izquierdas en 2023. 

Se cuenta con que el 28 de mayo de 2023 se celebrarán las elecciones autonómicas y municipales valencianas. 

Nerviosismo en el tripartito

Los partidos de la oposición vienen ya presionando desde hace meses para que Mónica Oltra dimita, por coherencia política y sin esperar a si se decide su investigación en el TSJCV, pero el pasado jueves, en las Cortes Valencianas  subieron el tono.

La situación se va tornando insostenible, también para los propios socios de gobierno (PSPV y Unidas Podemos).

Desde el PSPV admiten a El Confidencial Autonómico  que “el caso Oltra es un quebradero de cabeza, un problema complejo y que puede tener un desgaste electoral indudable”.

De hecho, la propia consellera de Justicia, Gabriela Bravo, señaló días atrás preguntada por la situación de Oltra y su posible imputación: "Yo me plantearía dimitir si se compromete a la institución". Unas palabras que molestaron notablemente en Compromís, pero con las que muchos dirigentes socialistas están de acuerdo.

Sin embargo, a esas palabras de Gabriela Bravo, Mónica Oltra replicó con habilidad y para “calmar” la tensión:  que estaba en ese puesto de consellera de Justicia por méritos propios, por haber sido portavoz del Consejo General del Poder Judicial, y que un diputado de Vox había querido liar las palabras de Bravo.

En Compromís, ha sido hasta ahora firme la defensa de Mónica Oltra, aunque resulte imputada, pero van aumentando las dudas si llega finalmente la imputación, que cada vez se ve más probable e inminente.

Joan Baldoví podría sustituir a Oltra

Para sustituir a Oltra en el caso de que dimitiera, se insiste en Compromís que “Joan Baldoví sería el mejor sustituto, por su experiencia y buena valoración parlamentaria y mediática”. Es portavoz de Compromís en el Congreso de los Diputados desde 2011.

Se venía barajando el nombre de Baldoví como candidato de Compromís a la Generalitat, en las autonómicas, si finalmente Oltra no se presentara, pero ahora, si Oltra dimitiera, también se contempla que Baldoví le sustituya. 

Mónica Oltra es vicepresidenta, consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, y portavoz, cargos que podría asumir Baldoví.

“Promoción interna”

Otra opción que se contempla – y tal vez con mayor fuerza que la de Baldoví -  es  una “promoción interna”, para que, al frente de la Consellería, haya una persona de la total y absoluta confianza de Oltra, solo para 10 meses, y que conozca las “interioridades” de la Consellería, pues están siendo investigados 13 altos cargos y funcionarios de la Consellería en el mismo caso, y pueden acabar también juzgados por el TSJCV. 

“No puede permitirse un paso en falso nadie, y quién sabe a quién más puede salpicar”, afirman a este digital.

Así mismo, también se contempla la hipótesis de Vicent Marzà, que dimitió recientemente como conseller de Educación, y expresamente dijo que era para “dedicarse al partido” (Compromís), aunque siempre se ha asociado a que pueda ser candidato en 2023, no como sustituto ahora de Oltra ante una posible imputación judicial.

Fuentes socialistas, sin embargo, afirman que “si hay que sustituir a Oltra a diez meses de las elecciones, no tendría que ser necesariamente en los tres cargos, pudiendo ser el portavoz otro conseller, por ejemplo”.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?