Comunidad Valenciana

El sector azulejero se une al Gobierno: “Reducir consumo de gas es bajar la producción y generar desempleo”

Se cerrarán más hornos en agosto que otros años por el temor a los recortes rusos

Empresa cerámica de Castellón
photo_camera Empresa cerámica de Castellón

El sector azulejero de España está concentrado en la provincia de Castellón en  más de un 90%, dando empleo a 16.000 personas en la provincia. 

“Cada empleo en la cerámica genera 4 empleos, por lo que es un sector que genera en España unos 60.000 empleos, por lo que es preciso cuidarlo, sin escudarse en que siempre ha superado todo tipo de crisis con innovación, exportación y mejoras en la calidad”, han expuesto a El Confidencial Autonómico fuentes de la patronal azulejera.

En agosto suelen cerrar hornos, pero este verano van a ser más, por el racionamiento de gas ruso, conteniendo la producción en verano más que otros años.

Precio del gas disparado

La factura energética del sector podría superar los 2.000 millones este año. El azulejo no dispone de una fuente de energía alternativa al gas a corto plazo. Con un gas cuyo precio está disparado, el sector tiene ante sí un escenario poco halagüeño.

Las recomendaciones de Bruselas sobre la restricción en el uso del gas este verano por un posible corte de suministro desde Rusia con motivo de la guerra han calado hondo en el sector. 

Así pues, fuentes de la industria cerámica aseguran que las empresas reforzarán este mes de agosto el paro de los hornos para detener la producción ante la posibilidad de un racionamiento del gas obligatorio en otoño o invierno por las medidas que pueda acometer Rusia.

Y es que el azulejo español no dispone de una fuente energética alternativa al gas en la actualidad que sea sostenible económicamente. Por más que desde Bruselas o el Gobierno central se insista en fuentes como el hidrógeno verde o el biogás, el sector azulejero no dispone de la tecnología necesaria para afrontar esta transición en el medio plazo.

Respaldo al Gobierno

La  patronal azulejera Ascer reivindica más flexibilidad y la alineación de los plazos que se exigen acorde a los recursos tecnológicos disponibles para cada industria.

El sector azulejero, tanto los productores de cerámica (Ascer) como los fabricantes de esmaltes, fritas y colores cerámicos (ANFFECC), manifiesta su respaldo a la posición adoptada por el Gobierno de España sobre la restricción del gas y agradecieron las palabras de apoyo de la vicepresidenta Teresa Ribera en defensa de la industria ante el plan de contingencia, 'Save gas for a safe Winter', presentado por la Comisión Europea este pasado miércoles.

La presidenta de la Comisión Europea, Úrsula von der Leyen, presentó la propuesta de que los Estados Miembros reduzcan un 15% su consumo de gas entre el 1 de agosto y el 31 de marzo del próximo año, con el fin de estar preparados ante un posible corte de suministro por parte de Rusia.

La vicepresidenta Ribera alegó que tal propuesta resulta inasumible y un “sacrificio desproporcionado, sobre el que ni siquiera nos han pedido opinión previa”.

“Reducir el consumo no es la solución”

La patronal Ascer entiende que “una imposición de reducción del consumo no es la solución al problema”.

Desde Ascer están enteramente a disposición del Gobierno de España para colaborar en la proposición y aplicación de medidas de eficiencia energética como la promoción de la cogeneración o la utilización de gases renovables.

También la Asociación Nacional de Fabricantes de Fritas, Esmaltes y Colores Cerámicos (ANFFECC) emitió el pasado jueves jueves un comunicado apoyando la posición de la vicepresidenta y Ministra de Transición Ecológica Teresa Ribera, relativa al Plan de Ahorro Energético anunciado ayer por la UE.

Desde ANFFECC se apoya la posición del gobierno español, y “se agradece la rápida respuesta de la Ministra Ribera ante el Plan de Contingencia europeo, que no ha tenido en cuenta las particularidades de cada estado en cuanto a consumos, proveedores y necesidades”.

“Reducir consumo de gas reduce producción y empleos”

“Necesitamos el gas para producir, y reducir el consumo pasaría por reducir también la producción y el empleo, cosa que no es deseable, más en un contexto como el actual, de alta volatilidad económica y geopolítica a nivel internacional”, han expresado a este digital.

“Llevamos muchos meses soportando unos precios del gas excesivos, que están mermando fuertemente nuestra cuenta de resultados. Solo nos falta ahora que nos hagan reducir la producción. Es una invitación más a la deslocalización y a que la industria salga de Europa”, han señalado.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?