Comunidad Valenciana

À Punt por dentro: “Nadie nos ve y muchos valencianos ni saben que existimos”

Es la televisión autonómica con menos audiencia

Logo del grupo À Punt.
photo_cameraLogo del grupo À Punt.

À Punt, la televisión autonómica valenciana, tiene una audiencia del 0,8%, y algunas veces supera el 1%, lo que le convierte en la televisión autonómica con menor audiencia. 

Los malos datos de audiencia se ha reflejado en el balance económico del 2018, que el consejo de la cadena deliberó ayer. Según los datos de la cadena, las pérdidas superan la cifra de 48 millones de euros. Por otro lado, sus ingresos apenas superan los 800.000 euros, a pesar de contar con una aportación de la Generalitat que alcanzan los 55 millones de euros. 

Inició sus emisiones regulares el 10 de junio de 2018, pero los profesionales que trabajan en ella – más de 400, algunos “repescados” entre quienes ya trabajaban en Canal 9 – están desalentados por los resultados. Como han reconocido a El Confidencial Autonómico, “nadie nos ve y muchos valencianos no saben ni que existimos, es un fracaso en toda regla”.

Ni en informativos es líder

“Asumíamos que es difícil recuperar el público que seguía antes a Canal 9, pero no lo estamos logrando, y los datos son desalentadores”, expresan a este digital.  “Incluso la meteorología, muy seguida tradicionalmente en la Comunidad Valenciana, tiene una audiencia entre el 0.1% y el 1,6%, que es bajísima, por no hablar de los informativos, que tienen un 1,8% de audiencia, unos 23.500 espectadores, para una comunidad autónoma de 5 millones de habitantes”.

“Canal 9 tenía una buena aceptación en el medio rural, pero no lo hemos recuperado, no hemos conectado con la programación”, afirman.

Fuentes próximas al proceso comparan las cifras con otras televisiones,  locales o privadas  autonómicas, y “cualquier televisión local valenciana  o privada autonómica supera a À Punt”.

La 8 Mediterráneo, televisión autonómica privada – antes denominada Popular Televisión y luego Mediterráneo TV – “tiene una audiencia en sus informativos del 6%, unos 60.000 espectadores, muy superior a los informativos de À Punt”.

Desde el Gobierno valenciano, reconocen que “fue una gran apuesta del Botánic – el acuerdo del tripartito de izquierdas que ahora gobierna, PSPV, Compromís y Podemos – y ahora es un gran fracaso, que nos hace plantearnos incluso su futuro, pues con 55 millones de euros de presupuesto y más de 400 trabajadores ofrece unos paupérrimos resultados”. Como informó este digital el pasado 5 de noviembre de 2018, en el Consell hay una gran preocupación por los pobres resultados.

“Lo peor: no tiene ningún eco sobre la gente”

“Durante años, en el PSPV pensábamos – según algunos estudios – que Canal 9 suponía un valor añadido para el gobierno de turno, que influía en un 5% de los votantes, pero lo dramático de la actual situación no es su pésima audiencia, sino que comprobamos que no tiene ningún eco sobre la gente…y ahora estamos a las puertas de unas elecciones autonómicas, generales y luego municipales”, expresa un líder socialista.

“Venimos comprobando que muchos valencianos todavía no saben que existimos, que emitimos regularmente, y es algo muy frustrante”, indican ‘desde dentro’ a ECA.

Los resultados de la emisora de radio pública, también reabierta con el actual Gobierno valenciano, también ofrece unos resultados muy bajos. À Punt FM – sucesora de Ràdio 9-  arroja el dato de 22.000 oyentes, cuando Ràdio 9 llegaba a 60.000-70.000 oyentes.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?