Comunidad Valenciana

El PSOE valenciano confía en que los ayuntamientos aplicarán la tasa turística pese al boicot del PP

Los populares han lanzado una campaña contra lo que consideran un “impuesto sectario que castiga al turismo”

Carlos Mazón, presidente del PPCV
photo_camera Carlos Mazón, presidente del PPCV

Hasta hace unos meses, el propio presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, tranquilizaba a los empresarios turísticos alegando que “no toca la tasa turística, pues primero ha de recuperarse el sector”. Sin embargo, la insistencia de sus socios de gobierno, Compromís y Unidas Podemos, va a llevar a aprobar ese nuevo impuesto, pese a protestas de empresarios, trabajadores y alcaldes socialistas.

Se recogieron firmas contra la tasa turística, y hasta firmó en contra el socialista Francesc Colomer, secretario autonómico de Turismo.

Sin embargo, ante la decisión de aprobar este nuevo impuesto, el PP de la Comunidad Valenciana ha iniciado el pasado domingo, 10 de abril,  una campaña denominada “Stop a la tasa turística”, coincidiendo con la llegada de miles de turistas en Semana Santa a las playas alicantinas, Gandía, Cullera, Benicássim, Oropesa, etc.

“Apostamos por la autonomía local”

Los socialistas valencianos critican la campaña del PP, alegando que “están instalados en el pasado y no escuchan, son catastrofistas, y no confían en los ayuntamientos, que son los que voluntariamente han de decidir si aplican la tasa o no: nosotros sí confiamos en la autonomía local”, han expresado a El Confidencial Autonómico.

“No es cierto que no hemos escuchado al sector, sino que pensamos en el futuro, cuando la pandemia y la guerra en Ucrania pasen, y cada ayuntamiento opte o no, conociendo su realidad local”, afirman.

Así mismo, han afirmado a este digital que “el PP está en una espiral enloquecida del no a los impuestos, para posibilitar a los que más tienen a seguir viviendo bien”.

Carlos Mazón (PP): “Una tasa que penaliza el turismo”

El presidente del PPCV, Carlos Mazón, ha recordado que la tasa turística que va a aprobar el tripartito nacionalista de izquierdas “también la pagaremos cuando hagamos turismo en nuestra Comunidad, cuando queramos alojarnos en alguno de nuestros hoteles o casas rurales tendremos que pagar un euro y medio más por persona”. En lugar de rebajar los impuestos, el Consell de Puig nos pone más”, ha añadido.

Mazón ha asegurado que  “es inconcebible que a las puertas de la campaña de Semana Santa y del verano se lance el mensaje de que abrimos las puertas a esta nueva tasa que penaliza al turista que viene de fuera como a los valencianos que queremos visitar nuestra tierra”.

El pasado domingo, 10 de abril, tuvo lugar el lanzamiento de la iniciativa “Stop a la tasa turística”,  que ayer se puso en marcha en redes sociales para mostrar el rechazo del PPCV a la implantación de un nuevo impuesto en la Comunidad Valenciana.

“Esta tasa es ideológica”

Mazón ha señalado que “esta tasa es ideológica y el turismo no necesita más cargas impositivas ni castigos, al contrario, lo que precisa son medidas y acciones que le ayuden a remontar la difícil situación que están viviendo desde hace dos años. Ni es el momento ni son las formas y menos derivar la responsabilidad de su aplicación en los alcaldes”. 

Por el contrario Mazón defiende invertir en promoción del turismo y “la mejor manera de atraer turistas no es precisamente la de imponer tasas en un momento especialmente delicado para la recuperación del sector”.

El presidente del PPCV ha señalado que “no ayuda ni mejora al sector. Todo lo contrario: empeora nuestra llamada a los mercados internacionales y a los turistas que tenemos que recuperar. Es incongruente y no tiene ningún sentido. Es una demostración más de un gobierno a la deriva, paralizado que ya sólo tira más de sectarismo y de ideología”.

El borrador actual

El borrador que maneja el Consell prevé un impuesto que va desde los 0,5 a los 2 euros, en función de la categoría del establecimiento, con una media de euro y medio. Esto repercutiría directamente en los ingresos de un sector que supone el 15% del PIB de la Comunitat. 

En 2019, el último año turístico en que se viajó con normalidad, la mitad de los turistas nacionales en la Comunidad Valenciana provenían de alguna de las tres provincias de la propia Comunidad, lo que supondría también una nueva carga impositiva para los valencianos. “En lugar de incentivar y recortar impuestos, desincentivan y gravan más. Es increíble”, afirma Carlos Mazón. 

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes