Comunidad Valenciana

Politólogo: “Más aún en la pandemia, las TIC nos introducen en el laberinto de la ciberdemocracia”

Domingo Moratalla defiende que “estamos a las puertas de una ciudadanía digital”

El politólogo Agustín Domingo Moratalla
photo_cameraEl politólogo Agustín Domingo Moratalla

El Catedrático de Filosofía Moral la Universidad de Valencia, Agustín Domingo Moratalla,  ha afirmado a El Confidencial Autonómico que el cuidado se ha convertido en una categoría central en nuestra vida cotidiana, desde el cuidado de uno mismo hasta el cuidado de la naturaleza: “Cuidar tiene una plena actualidad; más aún en tiempos de pandemia, cuando hemos descubierto la fragilidad y vulnerabilidad de la familia humana”.

Así, desde las esferas personal y ecológica, este experto plantea una serie de dimensiones que afectan a la familia, el vecindario, la sociedad, los trabajos y hasta la política para plantear una “política de los cuidados” o incluso un nuevo modelo de sociedad “que llamamos sociedad de los cuidados”.

”Repensar la naturaleza humana”

“¿Por qué la sociedad de los cuidados está sustituyendo a la sociedad del bienestar? ¿Acaso la ética de los cuidados puede sustituir a la ética de los derechos? ¿Cómo hacer compatibles el cuidado con la justicia?” son algunas de las cuestiones que ha planteado Domingo Moratalla a ECA.

En este sentido, el profesor Domingo Moratalla -miembro del comité científico de la Cátedra Tomás Moro de la Universidad Católica de Valencia- ha subrayado como idea central que “el cuidado genera una ética de la responsabilidad solidaria que se ha comenzado a construir en la tradición del personalismo comunitario y que necesita un relanzamiento o un gran empujón”.

“No estamos ante una ética alternativa o sustitutoria de una ética de la justicia o los derechos. Estamos ante una ética complementaria, anterior y más básica exige repensar la naturaleza humana. Esta tarea de repensar no puede realizarse de espaldas a los retos del conocimiento científico, sino codo con codo desde los laboratorios, las empresas, los hospitales los despachos y todos los ámbitos de una actividad humana que tiende a ‘des-humanizarse’", ha resaltado a ECA.

En este sentido, el politólogo ha incidido en que el desarrollo científico técnico y la aplicación de las tecnologías de la información a la vida cotidiana “están modificando todos los ámbitos de las relaciones humanas. Incluso la relación con uno mismo y la propia identidad está mediada por algoritmos, códigos, claves y sensores que nos recuerdan y ponen a las puertas de dos retos importantes: la colonización digital de los afectos y la algoritmización de la participación socio-política”. 

“Las TIC nos introducen en el laberinto de la ‘ciberdemocracia’” 

“Las TIC están marcando un cambio de época que además de afectar a nuestra identidad como personas (sin las prótesis tecnológicas no somos nadie) afectarán a nuestra identidad como ciudadanos. Estamos a las puertas de una ciudadanía digital y entrando aceleradamente en el laberinto de ‘ciberdemocracia’ donde seguimos preguntándonos ¿acaso soy yo el guardián de mi hermano? ¿quién es mi próximo? ¿el que tengo a mi lado físicamente o aquel con quien estoy conectado?”, ha destacado.

Estamos comprobando que “más y mejores conexiones son condición necesaria para más y mejores comunicaciones, pero no son suficientes. Sin una ética del cuidado la comunicación se deshumaniza, la sociedad civil se mecaniza y las democracias se anonimizan”.

 “Los profesionales de la sanidad, la educación, el counselling y la información están especialmente llamados a reconstruir los mimbres de sus correspondientes actividades profesionales. En alguna medida, la ética del cuidado nos afecta a todos como personas y ciudadanos porque reclama una nueva antropología filosófica (afecta a nuestra sensibilidad, acción y sueños)”, ha subrayado Domingo Moratalla.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?