Comunidad Valenciana

Policías achacan el auge de la criminalidad en Valencia al traslado de agentes a Baleares y zonas migratorias

Argumentan que en el Levante existe en época estival altos índices de turismo sumado a criminalidad habitual de la zona

Furgón policial
photo_camera Furgón policial

La inseguridad en la Comunidad Valenciana ha aumentado en los últimos tiempos. El motivo principal es que los agentes de las Unidades de Prevención y Reacción (UPR) han tenido que abandonar su puesto para trasladarse a focos turísticos como el de Baleares o para controlar los flujos migratorios de Ceuta y Melilla, según un documento del Sindicato Unificado de Policía consultado por Confidencial Digital.

Según las estadísticas del Ministerio del Interior, durante el primer trimestre de 2022 las infracciones penales han aumentado en un 30,4% en la Comunidad de Valencia con respecto a 2021. Por ello, el documento consultado ha hecho especial hincapié en que desplegar a los agentes de la UPR a otras plantillas como las del Campo de Gibraltar o Baleares debilita las capacidades del área funcional de seguridad ciudadana en Valencia.

Las fuentes sindicales del SUP consultadas por este medio subrayan la importancia de “mirar la balanza antes de actuar”.

Por ello, han solicitado primeramente que las unidades de UPR se encuentren completas al 100%, ya que algunas plantillas como la de la Comunidad Valenciana que tienen mayores índices de criminalidad quedan al descubierto.

El levante valenciano es una de las zonas turísticas que más visitas acumula en verano. “La Comunidad Valenciana es un foco importante de turismo nacional e internacional, sumado a las fiestas veraniegas. Estas unidades, si son enviadas a otras zonas, queda al descubierto la seguridad. Lo ideal sería que, por ejemplo, las unidades UPR de Zaragoza, que no tiene mayor movimiento en verano, sean destinadas a Baleares o zonas calientes como el Campo de Gibraltar”, subraya.

Problema vacacional

El comienzo de las vacaciones para los policías nacionales y el trastorno de los calendarios laborales se suma al problema de la inseguridad.

Fuentes del sindicato han manifestado que “este problema viene de meses atrás, pero se acrecienta en verano con las vacaciones. Lo que planteamos es que estas unidades que se van a desplegar fuera de su destino habitual se encuentren completas, para que las operaciones sean más seguras en sus despliegues especiales y que provengan de zonas más tranquilas en estas épocas del año. La actividad migratoria de Ceuta y Melilla puede dañar a las plantillas una vez vueltas a base, pedimos que sean más sensibles”.

Asimismo, ha comentado que hay otras unidades en otras partes de España que se pueden priorizar debido a que, asegura, hay menos criminalidad. Apunta a que todo el recurso que haya en Valencia “es poco”. “No se puede desvestir un santo para vestir a otro. En los últimos meses hay problemas con Valencia, se nota que ha comenzado el verano y por ende el movimiento de unidades”.  

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable