Comunidad Valenciana

Polémica por las oficinas del Gobierno valenciano que censan víctimas de la Guerra Civil y franquismo

El PP rechazó una tercera oficina abierta en Castellón por "radicalismo"

La consellera de Justicia, Gabriela Bravo, durante un acto en las Cortes valencianas.
photo_cameraLa consellera de Justicia, Gabriela Bravo, durante un acto en las Cortes valencianas.

La Generalitat Valenciana, alegando la ley de Memoria Histórica, ha continuado con su iniciativa de abrir oficinas comarcales para atender a las víctimas de la Guerra Civil y la Dictadura, y el martes se inauguró en la localidad castellonense de Onda la tercera oficina de estas características, tras las inauguradas en Chelva (Valencia) y Altura (Castellón). En enero está previsto inaugurar la cuarta, en Elda (Alicante).

En la promoción y sostenimiento económico de estas oficinas intervienen la Generalitat Valenciana – a través de la Consellería de Justicia -, la Federación Valenciana de Municipios y el ayuntamiento, que en el caso de Onda está en manos desde 2015 de un cuatripartito formado por socialistas, Compromís, la marca local de Podemos e Izquierda Unida: el alcalde, Ximo Huguet, es socialista.

PP: “hay otros gastos más urgentes”

“Destinar fondos públicos a estas oficinas no obedece a razones de urgencia económica y social, sino de radicalismo ideológico, y más evidente en Onda, que sufrió la crisis económica y laboral que azotó especialmente al sector cerámico”, ha señalado Salvador Aguilella, que fue alcalde del PP en Onda hasta 2015 y  ahora portavoz municipal de su partido.

Aguilella destaca que “existen otras muchas inversiones y gastos más urgentes, o de  oficinas de otro tipo, para mejorar el presente y el futuro de los vecinos de Onda y su comarca, en vez de  abrir este tipo de oficina”.

En las redes sociales se ha generado una viva polémica por esta nueva oficina en Onda.

Algunos vecinos le han planteado a Salvador Aguilella – a quien el ayuntamiento no le invitó a la inauguración el martes pasado – “si aceptarán  censar y solicitar información de las víctimas que los republicanos provocaron, pues ya se ve que sólo piensan en un tipo de víctimas, las vínculadas al franquismo”, según expresa a ECA.

Por otra parte, Salvador Aguilella destaca que “no hay información transparente del coste de esta oficina, yo no la he logrado, y estoy en el gobierno municipal”.

Oficinas “itinerantes”

Estas oficinas estarán operativas durante tres meses en cada localidad para atender a toda una comarca, y luego se trasladarán a otros puntos, tal como se acordó con la Federación Valenciana de Municipios.

Se facilita información sobre los desaparecidos sobre la Guerra Civil y la dictadura franquista, a la vez que se recopila información para la elaboración del Censo de Víctimas tal y como establece la ley de Memoria Democrática y para la Convivencia de la Comunidad Valenciana aprobada hace ahora un año.

Las tres oficinas pioneras cuentan con la colaboración de las universidades valencianas que participan en la Cátedra Interuniversitaria de Memoria Democrática, en la que participan las universidades Jaime I de Castellón, la Universidad de Valencia y la Universidad de Alicante.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes