Comunidad Valenciana

Miedo e indignación ante las presiones de Oltra en residencias privadas y ONG que tratan a personas vulnerables

“Si te vas a una residencia pública, un mes trabajado vale por tres para la bolsa de empleo, y 500 euros más de salario”

Mónica Oltra.
photo_cameraMónica Oltra.

Según ha podido saber El Confidencial Autonómico, hay “miedo e indignación contra la consellera Mónica Oltra por diversas amenazas y presiones que estamos recibiendo durante la pandemia”, afirman fuentes conocedoras con toda precisión de lo que está pasando estas semanas, pero que piden mantenerse en silencio “por ahora, para no perjudicar a esas entidades o residencias de ancianos”, y que ya adelantó ECA el pasado 17 de abril.

“Si ya pasamos por dificultades graves en estos momentos, en que a las residencias concertadas se nos retrasa meses y meses lo acordado con Consellería, basta pensar que pueden ahogarnos sólo con retrasar todavía más meses”, por lo que piden que no se conozcan personas ni entidades.

“Tras una habitual sonrisa que exhibe Oltra, hay unas actuaciones que son injustificables, incluso ilegales, y que preferimos por ahora solventarlas como podemos y guardar incluso documentos que tenemos para el futuro, por si acaso”, expresan a este digital.

Mónica Oltra es consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, de la que dependen las entidades que trabajan con mayores, menores, discapacitados…, que en definitiva tiene las competencias asociadas a bienestar o asuntos sociales. Además, Oltra es vicepresidenta del Gobierno valenciano y portavoz.

Amenazan a una entidad que trabaja con discapacitados

Una entidad que trabaja hace décadas con discapacitados en la Comunidad Valenciana y recibe subvención de la Consellería que dirige Oltra, a la vista de los informes oficiales que aconsejaban medidas de protección sobre todo en sectores vulnerables en los últimos días de febrero y primeros días de marzo, comunicó que por prevención cesaba en sus actividades.

Esta entidad decidió suspender sus actividades a primeros de marzo,  antes de decretarse el Estado de Alarma el 14 de marzo, y desde la Consellería “se nos amenazó con quitarnos la subvención por adelantar la fecha de cierre de actividades respecto al criterio de la Consellería”.

“No nos arrepentimos, ni mucho menos: la prueba es que ningún beneficiario, voluntario  o empleado de la asociación se ha contagiado”, expresan desde esta entidad a ECA, y “guardamos el escrito con el que la Consellería nos amenazó, por lo que pueda pasar en el futuro”.

Presiones “tentadoras” a empelados de residencias privadas

Desde la Consellería, continúan presionando a los empleados de residencias privadas, pues los contagios y otros motivos hacen necesario contratar nuevas personas, pero desde las privadas expresan a ECA que no les parece “ético ni tal vez legal cómo están presionando”.

En concreto, y siempre manteniendo el anonimato “por temor a represalias”, dichas fuentes han confirmado que “a los trabajadores de residencias privadas que pasen a una pública se les computará, a efectos de bolsa de trabajo, un mes trabajado en la pública como tres meses, lo cual al menos es muy sospechoso e injusto, y habrá que ver si es legal”.

Esa oferta - reconocen en las residencias privadas – es “tentadora, y más cuando les ofrecen 500 euros más de salario al mes.

“Son momentos de dificultad de personal tanto en las públicas como en las privadas, pero es indignante lo que está haciendo la Consellería”, expresan a este digital.

33 residencias bajo vigilancia sanitaria

En el caso de las residencias de ancianos, continúa la indignación entre los familiares y empleados, por diversos motivos: en una residencia de mayores, por ejemplo, se hicieron los test a empleados y ancianos la semana pasada, tras solicitarlo la dirección durante más de un mes, según ha sabido este digital.

Sobre todo, el número de fallecimientos sigue azotando las residencias de la tercera edad en la Comunidad Valenciana, sin que oficialmente se faciliten datos y fallecimientos en residencias concretas.

Hay, en estos momentos, 33 residencias bajo vigilancia de Sanidad en la Comunidad Valenciana: 9 en Castellón, 9 en Alicante y 15 en Valencia.

De los 1.172 que han fallecido por el coronavirus, fuentes oficiales evitan, un día y otro, confirmar el número de fallecidos en cada residencia. Se limitan a decir “áreas de Salud”, o que el 24 de abril fallecieron en la Comunidad Valenciana “24 personas, de las que 16 fallecieron en residencias”.

“El 95% de los fallecidos en residencias de Castellón han sido en públicas”

El caso de la provincia de Castellón es el más llamativo: “de 155 fallecidos en la provincia por coronavirus, más de 85 han fallecido en residencias”, según han afirmado profesionales del sector, que “por ahora, preferimos no figurar en ningún medio”. “Oficialmente se difuminan los datos y se ocultan, por motivos diversos: hablan de un tercio de los fallecidos en residencias, cuando ya se ve que es mucho más”.

“Un motivo para ocultar los datos es que más del 95% de los fallecidos en residencias en la provincia de Castellón son en residencias públicas: Morella, Vila-real, Burriana…y para Mónica Oltra, que siempre habla de potenciar los servicios públicos incluso en contra de la iniciativa privada, es un auténtico fracaso”.

La situación en las residencias de la tercera edad es tal que la propia consellera de Sanidad de la Comunidad Valenciana, Ana Barceló, manifestó el pasado 24 de abril que “entiendo que se haya creado una asociación de afectados en Alcoy (Alicante)”, que tiene una de las residencias más afectadas por el virus.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?