Comunidad Valenciana

Las lágrimas de Bonig ante Génova: “creía que tenía su confianza” (Soraya al fondo)

En 2018, en las primarias del PP, apoyó a Sáenz de Santamaría

EuropaPress_3689282_ahora_presidenta_ppcv_isabel_bonig_rueda_prensa_anunciado_deja_acta
photo_camera Isabel Bonig en la rueda prensa anunciado que deja el acta.

Isabel Bonig, presidenta del PP en la Comunidad Valenciana, anunció ayer miércoles que deja su acta de diputada en las Cortes Valencianas y también su cargo de portavoz. Tampoco se presentará en el próximo congreso de partido para ser reelegida, muy a su pesar "después de tanto y tanto trabajo”, reconociendo que toma estas decisiones tras no tener la confianza de Génova; ella había trasladado su intención de presentarse a la reelección.

Muy emocionada, con lágrimas, Bonig también recordó a la exalcaldesa de Valencia, Rita Barberá, pidiéndole perdón por haber firmado hace dos años una reprobación hacia la senadora del PP. También aprovechó para felicitar a Isabel Díaz Ayuso por su resultado “espectacular” y destacó que la presidenta de Madrid tiene “una forma de hacer política 100% del PP: se puede luchar sin complejos”.

En  Génova no quieren que haya pugnas en la elección de presidente del PPCV, y el candidato será Carlos Mazón, presidente de la Diputación de Alicante y del partido en la provincia alicantina.

Bonig fue consellera con Francisco Camps y Alberto Fabra. Fuentes cercanas a Bonig han destacado que “Bonig siempre ha puesto al PP por encima de su persona; su decisión lo vuelve a corroborar”. A la vez, han recordado que “Bonig apoyó en 2018 a Soraya Sáenz de Santamaría, y no a Pablo Casado: esto es una realidad que muchos dábamos por hecho que le pasaría factura”.

Encuestas favorables

En su despedida, la presidenta del PPCV también recordó que es una defensora de las primarias en el partido. Así mismo, destacó que una encuesta interna del pasado abril arrojaba el dato de un empate técnico con la izquierda, es decir; con posibilidades reales de que, con ella al frente, el PP recuperara la Generalitat valenciana desde que en 2015 cayó en manos de un tripartito de izquierdas compuesto por PSPV, Compronís y Unidas Podemos.

“Creía que tenía la confianza”, expresó Bonig, refiriéndose a Génova. Según ha sabido El Confidencial Autonómico, inicialmente así se lo hicieron saber. Aludió a que, desde Génova, se le han ofrecido salidas. No ha aceptado, porque “no entré por cargos, sino por convicción”.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes