Comunidad Valenciana

La imputación de Camps por la Fórmula 1, otro lastre para la candidatura de Fabra

En el PP valenciano recuerdan que el actual presidente de la Generalitat fue nombrado por el ahora señalado por la querella de la fiscalía

Francisco Camps y Alberto Fabra en un acto del PP.
photo_camera Francisco Camps y Alberto Fabra en un acto del PP.

Mientras Alberto Fabra, presidente de la Generalitat Valenciana, espera la decisión de Génova sobre si será o no candidato en las elecciones autonómicas de 2015, el “calvario” de Fabra suma un nuevo obstáculo con la imputación de Francisco Camps por la Fórmula 1 para seguir al frente del PP valenciano: fuentes del PP y de los partidos de la oposición piensan que Fabra ya ha agotado su crédito.

La Fiscalía Anticorrupción presentó ayer una querella por prevaricación y malversación contra Francisco Camps, ex presidente de la Generalitat Valenciana, Lola Johnson –ex consellera con el Consell de Camps– y Jorge Martínez Aspar por la Fórmula 1, a raíz de las denuncias de Esquerra Unida (EUPV) y de los socialistas valencianos (PSPV).

La noticia se ha celebrado por los dos partidos que presentaron la denuncia, Esquerra Unida y el Partit Socialista del País Valencià.

Según ha afirmado Ignacio Blanco (EUPV) para El Confidencial Autonómico, “queremos que se exijan responsabilidades penales a quienes siempre tuvieron responsabilidades políticas, por arruinar las arcas públicas, y pedimos la dimisión de Camps, pues ahora más que nunca es indigno de ocupar un escaño en las Cortes Valencianas”.

Fin de la era Camps

Según fuentes del PP consultadas por ECA, esta querella puede suponer la “estocada a la era Camps, y es un lastre para que Alberto Fabra sea candidato del PP a la Generalitat Valenciana en 2015, pues él fue quien accedió a la Presidencia del Consell por Camps”.

Alberto Fabra sustituyó a Francisco Camps en julio de 2011, cuando Camps se vio forzado a dimitir por “los trajes”, a raíz de las presiones mediáticas, políticas y, finalmente, de Génova.

“Fabra puede argumentar que la corrupción en el PP es cosa del pasado – afirman fuentes del PP- pero él es quien cogió el testigo por deseo de Camps, y seguro que Rajoy lo está valorando en su decisión de elegir candidato para la Generalitat”.

Las fuentes consultadas del PP hacen notar “la equivocada decisión de Fabra de intentar recabar hace unos días apoyos expresos para su candidatura, conociendo el distanciamiento de los presidentes del PP de Valencia –Alfonso Rus- y de Alicante –José Císcar-, que ha terminado por reconocer en una foto tras una comida, poniendo fin a la recogida de apoyos e intentando trasladar una imagen de unidad”. “Tal vez Fabra se la jugó con esta operación, pero se ha vuelto en su contra, porque las distancias siguen existiendo, y Alfonso Rus expresamente ha dicho que prefiere a Isabel Bonig como candidata”.

Apuntan a Alberto Fabra

Los socialistas valencianos y Esquerra Unida esperan que, una vez admitida a trámite la querella, “se lleve a cabo la investigación judicial por parte del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, y aporte toda la luz, que probablemente implique también a Alberto Fabra”, según ha señalado a El Confidencial Autonómico Ignacio Blanco, portavoz de Esquerra Unida en las Cortes Valencianas.

Eva Martínez, diputada socialista, ha señalado que “el fraude lo empezó Camps pero lo acabó Fabra”.

Blanco señala que la compra de Valmor –la empresa de Fórmula 1- por parte de la Generalitat “ha supuesto un regalo de más de 34 millones de euros a los amigos del PP como Fernando Roig, Bancaja, Jorge Martínez Aspar y Vicente Cotino”.

Aunque Blanco pide la dimisión de Camps como diputado, ha afirmado a este digital que “no espero que el PP esté a la altura, ni tampoco Camps, que sigue brillando por sus ausencias en las sesiones de las Cortes Valencianas, como sucedió ayer”.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable