Comunidad Valenciana

“Imponen el valenciano a niños con problemas”: quejas de padres de un colegio público

Denuncian que la lengua cooficial es obligatoria hasta en el patio del recreo. La solución que da la inspección a las familias que protestan es que cambien de centro a sus hijos

Libros de texto de un escolar valenciano.
photo_cameraLibros de texto de un escolar valenciano.

En el CEIP “Joaquín Muñoz” (Turís, Valencia) los padres están muy descontentos “por la catalanización total del centro educativo y la falta de profesionalidad para ayudar a los alumnos con problemas de aprendizaje, ante lo cual la solución que se ofrece es llevarlos a otro centro, pero no todos pueden hacerlo”, señalan a El Confidencial Autonómico.

“No tendrían por qué ir unidos los dos problemas – catalanización y falta de atención a alumnos con problemas de aprendizaje -, pero tal vez están unidos: los psicólogos y logopedas insisten en que los niños con autismo o dislexia pueden progresar mejor sólo con el castellano, y en ambos casos se ve que los docentes priman la ideología sobre el respeto a la pluralidad y la profesionalidad” afirman padres de este colegio público.

Valenciano obligatorio hasta en el patio

Toda la enseñanza en este centro educativo es en valenciano – “que es catalán”, dicen los padres -, “ en el patio deben hablar en valenciano, todas las clases y despachos están señalizados en valenciano, todas las notificaciones a los padres son en valenciano exclusivamente – pese a que los padres han pedido que sean en castellano y valenciano - , las reuniones con los padres son en valenciano – y, si alguno levanta la mano diciendo que no lo entiende, se le contesta que es el idioma del centro educativo – y hasta las agendas de los alumnos son solamente en valenciano”, expresan a este digital.

Con motivo del 9 de Octubre (Día de la Comunidad Valenciana) en este colegio de Turís los profesores obligaron el año pasado a cantar a los alumnos una canción del independentista Pau Alabajos que llama a la ‘revuelta cotidiana’, como todavía recuerdan los padres. Alabau es portavoz de Compromís en el Ayuntamiento de Torrent (Valencia) y autor de la canción “Viure” (“Vivir”), con la que la CUP dio la bienvenida a la República catalana el año pasado.

Alumnos con problemas de aprendizaje

Este curso 11 alumnos han dejado el CEIP “Joaquín Muñoz” ante el profundo malestar existente con la dirección, los profesores y el inspector – “cuya solución a AMPA conocemos el gran dolor de muchas madres y padres porque no pueden sacar a sus hijos, algunos con problemas de aprendizaje”.

“Curiosamente, algunos alumnos que han cambiado de colegio, que en Turís tenían problemas por dislexia y repetían curso, ahora rinden adecuadamente en el nuevo colegio y se les presta la atención debida”, señalan a ECD, “por lo que la rabia de quienes no pueden sacar a sus hijos es todavía mayor, pues es evidente que el problema principal es el Joaquín Muñoz”, afirman.

Una madre recuerda que “la dislexia está contemplada en la Ley Orgánica de Educación como dificultad específica de aprendizaje, y se explica en los artículos 31 y 72 que todo niño con dislexia tiene derecho a recibir la misma educación que otra persona, en las condiciones que ellos requieren. En el Joaquín Muñoz no ayudaron a mi hijo disléxico y tuve que llevarlo a un logopeda particular, y en el nuevo colegio sí, y estoy encantada. El daño psicológico del menos es… sin palabras, la lucha y angustia de los padres es un no vivir en el Joaquín Muñoz”.

Padres que graban ya reuniones

“La psicóloga del colegio decía a los padres que debían llevar a un especialista que tratara a sus hijos, pero al poco tiempo fue la psicóloga la que causó baja por depresión; el director no hacía nada, y dejó su puesto: un caos y el inspector y la Consellería de Educación sin escuchar las quejas de los padres por la catalanización absoluta, la incidencia en las dificultades de aprendizaje de alumnos con problemas y “con un creciente dolor y desánimo por parte de los padres”.

Según ha sabido ECA, los padres no han tirado la toalla – “también porque muchos no pueden llevar a sus hijos a otra localidad “ – y han empezado a grabar reuniones porque “no nos fiamos de los directivos, del inspector ni de nadie responsable de este caótico centro, donde lo único que avanza es la imposición catalanista”.

“Con las grabaciones que hemos hecho seguiremos reclamando nuestros derechos hasta donde haga falta, porque nos están haciendo mucho daño y no tenemos otra opción que defender la enseñanza en Turís”.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo