Comunidad Valenciana

Esperan lograr las 10.000 firmas en Valencia para la ILP de Libertad de Elección de Lengua

La presidenta de Hablamos Español confía en presentarlas el lunes próximo, 28 de febrero

Recogida de firmas
photo_camera Recogida de firmas

“Está siendo un trabajo enorme, durante mucho tiempo y por parte de muchas personas: el domingo próximo, 27 de febrero, hay una reunión en Valencia para ver si se han logrado las 10.000 firmas requeridas para la ILP por parte de las Cortes Valencianas, tramitación que la legislación valenciana convierte en ‘leonina’, pero esperamos lograrlo en el plazo, que es antes del 2 de marzo”, ha afirmado hoy  Gloria Lago,  presidenta de Hablamos Español,  a El Confidencial Autonómico.

El 22 de mayo de 2021 Hablamos Español arrancaba la recogida de firmas para su Iniciativa Legislativa Popular de Proposición de ley de Libertad de Elección de Lengua en la Comunidad Valenciana, tras el parón obligado por la pandemia, ya que el Estado de Alarma fue declarado justo cuando daba comienzo la recogida de firmas.

“Llevar a cabo esta ILP durante una pandemia no ha sido fácil. A las dificultades generadas por la situación sanitaria, hay que añadir la complejidad, los requisitos leoninos  que recoge la legislación de la Comunidad para la recogida de firmas a favor de las ILP”, ha afirmado Lago.

Requisito: fedatarios acreditados por el letrado mayor

Para poder recoger las firmas, la asociación tuvo  que designar fedatarios que han debido acreditarse ante el letrado mayor de las Cortes. 

Para ello, los voluntarios de Hablamos Español se han trasladado en sucesivos grupos a Valencia desde otras localidades de la Comunidad, aunque en Alicante pudieron organizarse dos actos de acreditación. 

Solo estas personas pueden recoger las firmas, de manera que las recogidas prácticamente se han limitado a desarrollarse en las carpas que la asociación ha instalado los fines de semana en diversas ciudades de la Comunidad Valenciana, lo que ha ralentizado mucho el procedimiento. 

Con los requisitos de identificación de los firmantes para poder plasmar su firma y las medidas Covid, el proceso ha sido bastante complicado. “Las Cortes tampoco pudieron habilitar el sistema de recogida de firmas por internet que prevé la ley, por problemas de imposibilidad técnica, según nos explicaron”.

Confianza en lograr las 10.000 firmas

A pesar de ello, “confiamos en poder tener las 10.000 firmas adveradas antes del 2 de marzo, plazo que nos fijaron las Cortes”.

La asociación, a la vista de las grandes dificultades sanitarias y legales, realizó  “una modesta campaña publicitaria,  cuyos gastos serán devueltos por las Cortes si logramos el objetivo”. 

“Se está llevando a cabo una imposición lingüística, con costosas campañas pagadas con dinero público, poniendo el foco en unos inexistentes derechos de las lenguas para justificar la exclusión de la vida oficial y discriminar a los hispanohablantes en el sistema educativo, algo que va en aumento”, ha señalado Gloria Lago.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?