Comunidad Valenciana

Entidades recuerdan que “para defender el castellano estos cuatro años, hay que estar en las AMPAS”

Han denunciado la imposición del valenciano por parte del tripartito y trazan ahora la estrategia

Vicent Marzà, consejero de Educación de la Generalitat Valenciana.
photo_cameraVicent Marzà, consejero de Educación de la Generalitat Valenciana.

La pasada legislatura autonómica valenciana se ha caracterizado por la fuerte contestación ante la denominada “imposición del valenciano y exclusión del castellano”, por parte de entidades como la asociación alicantina ʻIdiomas y Educaciónʼ o ʻDefensa del Castellano en la Comunidad Valencianaʼ, dirigiendo sus protestas hacia la Consellería de Educación, y en particular al conseller Vicent Marzà.

Otras entidades también se han manifestado reiteradamente contra la política lingüística del tripartito de izquierdas valenciano (PSPV, Compromís y Podemos), tanto por la progresiva imposición del valenciano como sobre la política de conciertos educativos. Patronales, sindicatos, asociaciones y partidos políticos han presentado recursos judiciales de modo continuado, “que hemos ganado, pero luego no se aplican”, exponen a El Confidencial Autonómico, y han organizado manifestaciones multitudinarias de protesta.

La asociación ʻIdiomas y Educaciónʼ elaboró un cuadro comparativo, antes de las elecciones del 28-A – se celebraron las autonómicas valencianas junto con las generales – para sintetizar las propuestas de los diversos partidos políticos sobre la libertad de elección de lengua y la defensa del castellano.

También “Defensa del Castellano en la Comunidad Valenciana” elaboró un texto antes de las elecciones para defender el castellano, que firmaron PP y Ciudadanos.

Estrategia: “Presencia en las AMPAS”

Ahora, tras los resultados electorales del pasado domingo, desde estas entidades esperaban un cambio de gobierno y que se respetaría el castellano, pero al volver a gobernar el tripartito de izquierdas, están reflexionado sobre sus planes para estos cuatro años, “sin desalentarnos, pero con la convicción de que es algo que tenemos que pelear con decisión y constancia, pues la educación es sobre todo un derecho de los padres, no algo impuesto desde la Consellería”.

Sólo en la provincia de Alicante han obtenido más diputados los partidos que defienden la libertad de elección de lengua y la defensa del castellano (PP, Ciudadanos y Vox), “porque, con sus 2 millones de habitantes, rechaza con más contundencia los intentos dictatoriales lingüísticos de Compromís”, subrayan desde “Idiomas y Educación”.

Expresan a este digital que “somos conscientes de que se continuará intentando imponer el valenciano, y nosotros vamos a continuar defendiendo la libertad de elección de lengua y la defensa del castellano, con movilizaciones cuando sea necesario, recursos judiciales o acciones que estimemos oportuno”.

“Hay algo clave que han de asimilar los padres: hay que estar presentes en las AMPAS, y por tanto en los Consejos Escolares, pues ahí se deciden, gestionan o resuelven las propuestas de la comunidad educativa, y sigue habiendo una notable pasividad entre los padres a complicarse la vida un poco más, y luego vienen las quejas por la imposición del valenciano”, afirman a ECA.

“De hecho, hay que analizar cómo ha penetrado la imposición del valenciano en estos años, que en realidad es catalán, para comprobar que se ha ido a controlar la vida real de los colegios, y eso es una tarea más larga, pero necesaria también si queremos que no avance la imposición lingüística en la Comunidad Valenciana, que es pretexto para el pancatalanismo e independentismo: si no se implica más la sociedad – empezando por los padres -, la sorpresa es que en pocos años tengamos una situación similar a Cataluña”, afirman.

 
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?