Comunidad Valenciana

Empresarios turísticos valencianos: “La guerra en Ucrania, nuevo factor para no aprobar tasa turística”

Confían en “hacer entrar en razón” al tripartito de izquierdas que gobierna la Generalitat

En el tripartito valenciano hace tiempo que Compromís y Unidas Podemos han defendido la aprobación de una tasa turística, que a estas alturas se plantea como municipal y de aplicación voluntaria.

Los socialistas, con el presidente de la Generalitat Ximo Puig a la cabeza, se han venido oponiendo, alegando que lo que “toca ahora” es la recuperación del sector, duramente castigado durante la pandemia. “No es una prioridad”, venía diciendo Ximo Puig.

Pacto entre socialistas, Compromís y Unidas Podemos

Sin embargo, hubo un giro hace unos meses, y los socialistas han cedido a la insistencia de sus socios Compromís y Unidas Podemos, pactando  que este mes de marzo presentarían una propuesta en las Cortes Valencianas, después de haberse reunido con el sector a lo largo de los meses de enero y febrero.

Sin embargo, los empresarios del sector turístico valenciano –que representa un 16,6% del PIB de la Comunidad Valenciana – han afirmado a El Confidencial Autonómico que van a reunirse “con los tres partidos del Botànic – acuerdo que dio origen al gobierno de izquierdas – el próximo jueves, 10 de marzo, para abordar la tasa turística, en la sede la Confederación Empresarial Valenciana (CEV), y nuestra postura sigue estando en contra”.

Guerra en Ucrania

A los motivos que los empresarios han aducido para no aprobar la tasa turística, se suma ahora la guerra en Ucrania, que “aporta un nuevo factor importante de inestabilidad”.

“Los efectos de la guerra en Ucrania se notan ya, en varios orígenes turísticos, que pueden optar por Turquía u otros destinos, y nadie sabe lo que va a durar”, explican a ECA.

Como dato revelador, aportan el dato de que “en la provincia de Alicante hay 25.000 rusos viviendo establemente – en España, se concentran sobre todo en la Costa Blanca (provincia de Alicante) y en la Costa del Sol (Málaga), lo que en un año normal genera un movimiento de personas y gastos en el sector, por sus familias, amigos, que pasan temporadas, o viajan en vacaciones”.

Estrategia: dividir a los socialistas

Los empresarios tienen clara su estrategia: intentar que los socialistas se dividan en esta materia y evitar que la tasa se apruebe. Es significativo, por ejemplo, que Francesc Colomer, socialista, secretario autonómico de Turismo, reiteradamente se ha opuesto y se opone a la tasa, incluso firmando hace unas semanas en un manifiesto al que se siguen sumando entidades y personas que están en contra de la aprobación del impuesto.

Los socios del Botànic barajan una tasa de aplicación municipal voluntaria (es decir, cada localidad decidiría si la cobra o no, de entre uno o dos euros diarios como tope, con un máximo personal que podría estar en catorce euros y que dejaría fuera largas estancias  - más de dos semanas ,  a los menores, los viajes del Imserso o los de salud. Para ello cuentan con el apoyo de sindicatos y expertos universitarios que han informado positivamente sobre la tasa turística.

La opción de una moratoria en la aplicación hasta que se superen las consecuencias de la pandemia se va abriendo camino en la propuesta del tripartito valenciano.

“No sirve compararnos con Baleares”

Desde la patronal hotelera HOSBEC, que asistirá a la cita del 10 de marzo, aseguran que se opondrán totalmente a la tasa, porque “sería un daño enorme al turismo, cuyo gasto por persona es la mitad del que se hace en Baleares, y eso lo hace más sensible a una tasa que no ha tenido allí un efecto disuasorio”, han afirmado a ECA.

“Los efectos de la pandemia no se han superado, ni mucho menos, y ahora hay que sumarles los de la guerra entre Rusia y Ucrania”, destacan los empresarios.

Firmas en contra a través de #Noalatasaturistica

La patronal hotelera HOSBEC, la más importante del sector en la Costa Blanca y en la Comunidad Valenciana, lleva mucho tiempo argumentando sus motivaciones contrarias a la tasa turística, pero ha sido ahora cuando ha dado una nueva vuelta de tuerca en su estrategia poniendo en marcha, a principios del pasado mes de febrero, la campaña #Noalatasaturística.

La iniciativa se basa en una agresiva ofensiva a través de redes sociales como herramienta de promoción de una plataforma de recogida de firmas que en apenas unas semanas de funcionamiento ha conseguido reunir casi tres mil firmas de empresas, instituciones, entidades, profesionales y particulares a través de la página web habilitada a tal efecto.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable