Comunidad Valenciana

División de posturas en Valencia sobre el cierre de colegios por el auge de contagios

Educación reafirma que son “seguros”. Pesa la mala experiencia de la clausura, sobre todo en los centros públicos, en 2020

Niños yendo al colegio
photo_camera Niños yendo al colegio

La tercera ola del coronavirus en la Comunidad Valenciana está siendo muy preocupante, y así lo reconocen las autoridades sanitarias nacionales y autonómicas.

En estos últimos días los contagios diarios casi han alcanzado los 10.000, 4.500 personas hospitalizadas, 633 en las UCI. Y en torno a 90 fallecidos diariamente: en los últimos diez días han fallecido por Covid-19 1.048 personas.

Tras las restricciones de movilidad aprobadas por el Consell hasta el 15 de febrero, los positivos están mostrando un ligero respiro, pero los brotes siguen siendo numerosos, y también en ámbito educativo.

Esta situación ha generado un incremento de voces que reclaman el cierre de los centros educativos, desde diversos colegios, AMPAS y sindicatos, así como en las redes sociales, aunque con posturas enfrentadas o distintas.

División de posturas en AMPAS y sindicatos

El sindicato CSIF es el último que ha pedido clausurar los centros de enseñanza, presentando un escrito ante la Consellería de Educación, y pasar a una enseñanza telemática.

Desde CSIF han explicado a El Confidencial Autonómico que su petición se basa en “evitar que aumenten los contagios en los centros, que en parte se debe a que la propia Consellería no aplica las medidas de seguridad pertinentes”

Otras organizaciones, como el STEPV (Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza del País Valenciano)  o la Federación de Enseñanza de CC.OO.

PV no reclaman el cierre, aunque sí han reclamado a Consellería más flexibilidad para poder cerrar aulas o centros donde el virus haya mermado en exceso la plantilla y se ponga en riesgo la aplicación de los protocolos de prevención, como mantener el aislamiento de los grupos, a la espera de que lleguen los docentes sustitutos.

La  Confederación de Ampas Covapa (una de las tres con interlocución directa con la Consellería de Educación) ha reclamado el cierre de los centros ante la situación y al considerar que no se puede garantizar la seguridad. 

Lo mismo pide la Plataforma Libre Elección Educativa de la Comunidad Valenciana, que alerta de que se han disparado los contagios entre menores de 19 años tras las Navidades.

Sin embargo,  otras dos confederaciones defienden la postura contraria. La Gonzalo Anaya, la mayoritaria, considera que las cifras oficiales de aulas confinadas acreditan que son espacios seguros y que el problema se sitúa fuera de los centros, mientras que desde CONCAPA (la concertada), se posicionan a favor de la presencialidad mientras las autoridades sanitarias no digan lo contrario, aunque extremando las medidas y dotando a los centros de todos los medios necesarios.

Consellería: “Los colegios son seguros”

Educación niega que haya una falta generalizada de personal, aunque reconoce dificultades para cubrir bajas, que vincula con la presión asistencial de los centros de salud, que demora la emisión de los partes oficiales que son necesarios para activar las sustituciones.

En los próximos días “se pondrá en marcha un procedimiento excepcional que permita mejorar las coberturas, iniciando el proceso sin este documento, sólo con una comunicación del docente que ha dado positivo o que está en cuarentena e introduciendo los datos en el sistema a posteriori”, han afirmado desde Consellería a ECA.

“Los centros son seguros y ayudan a detectar casos, y destacó que de los datos del primer cuatrimestre se desprende que el 89% de los contagios llegaron de fuera y sólo el 11% se produjo en las escuelas”, han destacado.

Experiencia negativa del cierre de colegios en 2020

En el debate sobre el cierre o no de los centros escolares, está muy presente la “negativa experiencia del cierre educativo de marzo a mayo del año pasado, que sobre todo en centros públicos repercutió en una muy deficiente docencia telemática, por falta de medios materiales y de preparación del profesorado, que se ha reconocido por cargos del Consell”.

Directivos y profesores  de centros públicos han reconocido a ECA que “en el cierre escolar de 2020 los centros concertados y privados lograron una docencia con una calidad muy por encima de los centros públicos, donde con ‘generosidad’ se puede decir que sólo el 50% del profesorado estuvo a la altura”.

En las AMPAS está muy presente el “problema de muchos padres para el caso de que se cierren los colegios, y no faltan quienes piden al profesorado que no opten por lo más cómodo y piensen en los alumnos y las familias”.

Se puede decir que “los padres no queremos el cierre de los colegios y la mayoría de los profesores sí, pero que pensar en el bien de los alumnos”, expresan a este digital.

En redes sociales el debate está muy vivo: profesores que atribuyen a los “padres la comodidad de ‘dejar a su hijo’ en el colegio” o incluso lamentar que “no se ponga la salud por encima de otros criterios”, hasta padres que echan en cara a los profesores “no asumir que la educación es un servicio esencial, y que en una empresa privada no tendrían sitio”.

PP: “PCR en menos de 24 horas”

Por su parte, la portavoz de Educación del PP en las Cortes Valencianas, Beatriz Gascó, ha denunciado la «pasividad» de la Consellería ante la alta incidencia del virus entre los docentes y ha pedido que los test PCR en los centros educativos se hagan en menos de 24 horas para evitar situaciones de riesgo.

Gascó ha urgido la actuación inmediata de Educación porque «no puede ser que haya aulas confinadas porque la realización de pruebas tarde más de una semana y los resultados todavía más». 

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?