Comunidad Valenciana

Defensa del Castellano en Valencia, “avalancha” de quejas por la imposición del valenciano

La portavoz afirma que “cada vez hay más centros sin una hora en español”

Defensa del Castellano.
photo_cameraDefensa del Castellano.

Ana Segura, portavoz de la Asociación para la Defensa del Castellano en la Comunidad Valenciana (DDC), ha expresado a El Confidencial Autonómico que “estos días nuestro teléfono y nuestro correo no paran, por toda la avalancha de padres que piden ayuda porque sus hijos se ven obligados a estudiar todo en valenciano – que es catalán en la práctica – en muchos centros educativos de la Comunidad Valenciana”.

Señala la portavoz que “los padres no están informados del plan lingüístico del centro, y se están llevando numerosas sorpresas desagradables, pues no hay ni una hora en castellano; los padres tienen derecho a que lleguen a casa las notificaciones en castellano, y no se hace de modo generalizado”.

Ana Segura destaca, también, que los padres ven con “seria preocupación una enseñanza todo en valenciano, de cara al futuro profesional de sus hijos, pues pueden trabajar luego en Madrid, Sevilla o Albacete, y van a carecer de la lógica fluidez verbal y redacción en castellano correctas”.

“Estamos multiplicándonos para atender todas las quejas y plantear todas las quejas y actuaciones que juzguemos convenientes, también asesorando en concreto a los padres”, señala la portavoz, que subraya que “la imposición del valenciano que está llevando a cabo el gobierno valenciano no la vamos a tolerar, porque no es legal, y seguiremos luchando por la libertad de todos”.

DDC quiere aunar fuerzas

DDC nació como consecuencia del “ataque que está sufriendo el castellano en la Comunidad Valenciana. Es una asociación sin ánimo de lucro, no tiene vinculación con ningún partido político, no recibe subvención alguna de las Administraciones Públicas ni cobra cuotas a sus asociados.

“Nos sostenemos con las aportaciones económicas voluntarias de los socios y el trabajo desinteresado de miembros y simpatizantes, e indudablemente seguiremos en contacto con los partidos políticos para hacerles llegar nuestras quejas y contar con su ayuda para solventarlas”, afirma a ECA.

Con la convicción de necesitan aunar fuerzas para superar la “injusta situación actual, que va en aumento”, Ana Segura invoca diversas normas legales españolas e internacionales, así como la jurisprudencia, que defienden la libertad de enseñanza y la cooficialidad de las lenguas en comunidades autónomas que tienen un idioma propio además del castellano.

“Escándalo educativo continuo”

“Seguiremos cooperando con la Mesa por la Libertad en Educación, pues coincide con nuestros fines, que son defender la libertad de enseñanza, la participación real y democrática de los padres en la en la enseñanza de sus hijos, el derecho a elegir centro educativo y que los hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus convicciones”, y señala  que “es escandaloso cómo se está impidiendo la libertad de enseñanza de modo continuo en la Comunidad Valenciana”.

Por todo ello, Ana Segura pide la dimisión del conseller de Educación, Vicent Marzá,  sumándose a la petición que hizo hace unos días el portavoz de la Mesa por la Libertad en Educación, Vicente Morro. La Mesa por la Libertad en Educación se constituyó  en diciembre de 2015, al formar gobierno de izquierdas el PSPV, Compromís y Podemos tras las elecciones autonómicas de 2015, y al comprobar los planes que tenía sobre la educación.

 
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?