Comunidad Valenciana

Las Cortes valencianas debitarán el ‘caso de los burros’ que ya se ha cobrado el cargo de un director general del Gobierno

La consellera de Agricultura, Mireia Mollá, ha confirmado que comparecerá a petición propia

Pleno de las Cortes Valencianas.
photo_camera Pleno de las Cortes Valencianas.

La consellera valenciana de Agricultura, Mireia Mollà, comparecerá a petición propia para informar en la Comisión de Medio Ambiente de las Cortes Valencianas sobre la muerte de 10 burros en el Parque Natural del Desert de les Palmes.

Los 10 burros fallecidos en estos meses formaban parte de un grupo de 50 asnos en una experiencia puesta en marcha este verano, en concreto el 4 de agosto,  para prevenir incendios controlando la masa forestal

El Desert de les Palmes está situado en unas montañas entre Castellón y Benicássim, muy frecuentado y de notable vegetación. Se llama “Desierto” porque ahí se retiraban los carmelitas a rezar y tiene una extensión de más de 3.000 hectáreas.

Existía una denuncia previa, de otro propietario de una parcela próxima, por amenazas a su explotación de asnos, lo que respalda la hipótesis de que los burros murieron por envenenamiento o boicot de terceros.

El ‘tuit’ de una vecina

La consellera ha reconocido que tuvo noticia del lamentable estado de los burros por el ‘tuit’ de una vecina con una fotografía de un burro malnutrido, el 13 de octubre.

 Sin embargo, Mollà ha admitido que el director del Parque Natural informó el 22 de septiembre de la muerte de burros y de la suspensión de la iniciativa el 8 de octubre, pero que ninguna de las personas que recibieron esos mensajes trasladaron la información a órganos superiores, por lo que considera que “no se ha actuado correctamente”.

La consellería abrió expediente informativo el pasado 19 de octubre y ya hay algunas conclusiones preliminares. “No se ha tenido la diligencia que correspondía ni en el expediente administrativo ni en la práctica y, por ello se asumirán responsabilidades”, como ha expresado Mollà.

Polémica con víctimas políticas

La polémica por la muerte de estos burros y el fallido proyecto ya se ha cobrado la primera víctima política, con la dimisión del director general de Medio Natural, Bejamín Pérez. También se ha abierto expediente al director del Parque Natural, Toni García. Y, según ha sabido El Confidencial Autonómico, “no se descarta abrir recursos contra otras personas que hayan desarrollado acciones inadecuadas”.

Según ha precisado la consellera en medio de las críticas por la gestión de la consellería de Agricultura, “el plan fue impulsado por la dirección del parque natural y la consellería actuó como ente colaborador”.

“Con una tutela y una vigilancia adecuadas, ninguna muerte de burros debería haberse producido”, ha afirmado la consellera.

Por su parte, el PP valenciano ha afirmado a ECA que “los animales llegaron en perfecto estado en agosto, por eso queremos saber qué ha ocurrido”.

Sabotaje o posible envenenamiento

Tal como ha sabido este digital, el propietario de los burros ha apuntado que han sufrido un “sabotaje”.

En la consellería barajan la hipótesis de que fueran envenenados y ha interpuesto una denuncia ante la Guardia Civil de Castelló para tratar de esclarecer en qué circunstancias murieron los diez burros que, según indicios, y a la espera de los resultados de las muestras toxicológicas, pudieron implicar la participación de personas con un supuesto acoso animal.

 “Los veterinarios han detectado elementos vinculados a la naturaleza y a la acción humana como una afección multifactor”, razón por la cual han considerado que “si ha habido una autoría, con mayor o menor incidencia sobre el estado natural, es necesario que entren las autoridades correspondientes”, han destacado desde la consellería. En concreto, los veterinarios barajan la hipótesis de muerte a causa de “estrés por acoso”.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?