Comunidad Valenciana

Compromís explota: es “inadmisible” que los altos funcionarios tengan sólo el grado elemental de valenciano

Advierte contra la propuesta socialista: “Va contra el Estatuto de Autonomía”

Papi Robles, portavoz autonómica de Compromís
photo_camera Papi Robles, portavoz autonómica de Compromís

El desacuerdo del grupo de trabajo integrado por los departamentos de Política Lingüística (Compromís), Función Pública (PSOE) y otros cargos de las Consellerías de Educación y Justicia para la elaboración de una propuesta conjunta sobre la capacitación lingüística que debe tener el personal público valenciano, ha provocado la reacción de la coalición valencianista.

Desde Compromís han manifestado la disconformidad de la coalición con la propuesta de los socialistas de exigir únicamente el nivel B2 al alto funcionariado de la administración valenciana.

“Imprescindible” e “irrenunciable”

Discrepan de la postura de la consellera de Justicia y Administración PúblicaGabriela Bravo y  quieren que sea más elevado: exigen un C1.

Para los socios de gobierno de Ximo Puig, este nivel es "imprescindible" e "irrenunciable", como lo calificó la portavoz en las Cortes Valencianas, Papi Robles. Tanto que organizaciones próximas a sus posturas, como Escola Valenciana, han pedido ya la dimisión de Bravo ante la propuesta de rebaja.

Sería la única comunidad autónoma

"De cumplirse con la propuesta de los socialistas, seríamos la única comunidad autónoma que no exige el nivel mitjà de la lengua propia al alto funcionariado. Eso incluye Galicia, gobernada desde hace años por el PP", han destacado.

Para Compromís “es profundamente incoherente que exista pleno acuerdo en la capacitación lingüística del profesorado de educación infantil, por ejemplo, a quien se le exige el nivel mitjà de valenciano, pero que en cambio se proponga un nivel inferior para personal que ha ser competente para entender y redactar informes de alto valor administrativo”.

“Respetar” el Estatuto de Autonomía

Para la coalición valenciana, “la única forma de respetar el mandato del Estatut d’Autonomia, que promulga que la administración ha de adoptar las medidas necesarias para asegurar el uso normal y oficial de las dos lenguas oficiales es avanzar en la situación actual y marcar un requisito mínimo a quien accede a los más altos puestos de la administración”.

En este sentido, desde Compromís aseguran que “existe un consenso entre agentes sociales, universidades y entidades cívicas en que no se puede exigir un mismo requisito entre quien accede a un puesto catalogado como C2 (auxiliares administrativos) que quien accede a un puesto A1 (cuadros técnicos especializados con titulación universitaria)”.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable