Comunidad Valenciana

Un ayuntamiento valenciano, en crisis por unos presupuestos “falsos”

El PP denuncia que falta casi un millón de euros de las cuentas municipales

El concejal del Partido Popular, Javi González Viza.
photo_camera El concejal del Partido Popular, Javi González Viza.

El Ayuntamiento de Albalat dels Sorells está pasando por una importante crisis económica que arrastra un déficit de 300.000 euros en 2020 y 631.894.31€ en 2021. 

El concejal y candidato a la alcaldía del Partido Popular, Javi González ‘Viza’, ha denunciado esta situación “Albalat no merece lo que están haciendo Nicolau y Yolanda -alcalde y teniente alcalde-, el Partido Popular dejó unas cuentas saneadas en 2015 y ahora estamos generando una deuda por culpa de la mala gestión del equipo de gobierno y por unos presupuestos falsos”.

Desde la oposición indican que el alcalde y la teniente echan la culpa a la interventora, si bien Javi González reprocha “hay que tener muy poca vergüenza echar toda la culpa a una funcionaria”, continúa “¿quién se ha gastado el dinero, el equipo de gobierno o la interventora”. 

El edil popular culpa al equipo de gobierno “les ha interesado durante tres años vender titulares y derrochar en sus fiestas y saraos, porque tampoco han hecho nada para el pueblo, pero ha llegado un momento en que ya no ha habido dinero en las arcas y han dejado a proveedores, trabajadores y festeros sin cobrar y ahí es cuando ha saltado la liebre. Hay facturas pendientes de abonar desde hace 15 meses”.

No hay acuerdo

Desde el Partido Popular revelan que la secretaria no firmó los presupuestos porque no estaba de acuerdo. En este sentido, Javi González explica que “la secretaria nos ha dicho que sí advirtió al alcalde en su día” por lo que Javi considera que “A Nicolau y Yolanda les ha interesó hacerse los tontos para así poder seguir derrochando hasta que ya no ha habido ni para pagar a personal del ayuntamiento”.

Javi vaticina, “confío en que los inminentes ingresos de Mercadona van a ayudar a regular esta situación, pero no tenemos necesidad de depender de una empresa por culpa de un gobierno incompetente”.

El edil popular continúa “lo que está pasando dentro del ayuntamiento es muy grave, la secretaria se cogió la baja, la interventora sigue de baja desde el verano y la contable pidió cambio de puesto de trabajo fuera del ayuntamiento”, sigue, “ahora, para arreglar el tufo que han dejado, han implementado de nuevo el impuesto de la Plusvalía cuando con una buena gestión no hubiera sido necesario, pues tenemos un gran motor económico como es Mercadona y esto tiene que verse reflejado en el pueblo con bajada de impuestos, servicios y calidad de vida en nuestros vecinos”.

El concejal del Partido Popular reprocha que “ahora, después de gastarse todo el dinero, para limpiar su imagen y evitar posibles consecuencias judiciales, han contratado a una auditoria”.

Anomalías

El informe de dicha auditoría, encargada a GS LOCAL S.L., se exponen varias presuntas anomalías. Entre ellas, se hace referencia a “una deficiente planificación presupuestaria, con previsiones irreales de subvenciones que no se han cumplido mínimamente”. 

En el informe también indica que “en 2021 se estimaron unos ingresos por subvenciones de 759.972,14 euros cuando finalmente se recibieron 40.700 euros, mientras que en 2022 se previó la entrada de un millón de euros en ayudas sin que quede claro cuáles son los gastos financiados”. Sentencia también el documento que “se ha cuadrado el presupuesto en previsiones iniciales de manera artificiosa, mediante ingresos ficticios que no se iban a producir”.

Por otro lado, el Vicesecretario también advirtió en un informe “Se están permitiendo unos gastos muy por encima de las posibilidades reales del Consistorio. Recomiendo que se extreme la precaución y se eliminen todos los costes que no sean necesarios; la situación es más grave de lo que parece. De continuar en esta dinámica la liquidación del presupuesto de 2022 será negativa, estimándose un resultado presupuestario de -300.000 euros. Esto además empeorará las ya existentes tensiones de tesorería, pudiéndose retrasar mucho los plazos de pago a proveedores”. 

El concejal Javi González concluye, “lo que debe hacer el actual equipo de gobierno es pedir perdón a todos los vecinos y dimitir. Los albalatans no nos merecemos esto”.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?