Comunidad Valenciana

La Generalitat Valenciana acaba con el castellano en la Formación Profesional de Alicante

Concentra los ciclos de FP en el único municipio de la comarca de la Vega Baja con predominio del valenciano

Un campo de alcahofas en la Vega Baja de Alicante.
photo_camera Un campo de alcahofas en la Vega Baja de Alicante.

Si en la provincia de Alicante hay una abrumadora mayoría de castellano-parlantes, todavía más en comarca alicantina de la Vega Baja, donde “prácticamente nadie habla valenciano”, expresan desde la asociación alicantina Idiomas y Educación, destacando su indignación porque “la Consellería de Educación acaba de concentrar los ciclos formativos en centros integrados de FP en Guardamar, que es el único de toda la comarca que figura legalmente de ‘predominio valenciano’, para seguir imponiendo el valenciano”.

“En esta nueva política de localización de oferta de FP, el Gobierno valenciano no opta por la capital de la comarca – Orihuela -, ni el municipio más poblado – Torrevieja – ni el centro geográfico de actividad industrial – Callosa de Segura -, no priman intereses educativos e industriales, sino tener la calificación lingüística de ‘predominio valenciano’  y justificar así unas enseñanzas primordialmente en valenciano, dentro de esa persecución a que nos somete el gobierno autonómico”, expresan a El Confidencial Autonómico desde la asociación Idiomas y Educación.

Así mismo, subrayan que esta noticia “la hemos conocimos precisamente este domingo pasado,  un día 31 de enero, que se celebra el patrón de la Formación Profesional, San Juan Bosco, un educador que inició los talleres profesionales que permitían a los jóvenes tener un trabajo y construir su futuro, y parece una provocación: lo que importa de verdad al Consell es imponer el valenciano, no la mayor o menor eficacia de las enseñanzas de FP”.

Ciudades calificadas en 1983 de ‘predominio valenciano’

La  comarca alicantina de la Vega Baja,  con más de 350.000 habitantes y un notable dinamismo económico en agricultura, industria y turismo, sólo un municipio de entre los 27 con que cuenta la zona tiene la designación de ‘predominio valenciano’: Guardamar, y es  “el motivo que para intentar transformar la geografía económica e industrial de la zona”

Con el socialista Juan Lerma en la presidencia de la Generalitat Valenciana, se  aprobó en 1983 la nefasta ley de uso del valenciano, que calificaba a los municipios según el predominio valenciano o castellano.  A la ciudad de Alicante le “tocó” estar en la lista de ciudades con predominio valenciano a pesar de ser una ciudad tradicionalmente castellana y en donde el valenciano no lo hablaba, ni lo habla, ni el  10 % de sus habitantes.

El avance de la imposición del valenciano con Ximo Puig

“El testigo de la imposición lingüística  del valenciano - y de la deriva separatista -  está ahora en manos de Ximo Puig y del conseller de Educación,  Vicent Marzà, que hace 3 años aprobaron la Ley 4/2018 de plurilingüismo, con segundas intenciones separatistas, mediante la cual se crea el monumental absurdo de que a un alumno de un municipio de predominio castellano, que tiene derecho a solicitar la exención de estudiar la lengua valenciana en el colegio o instituto, ahora según la Ley 4/2018 le pueden imponer materias troncales como las matemáticas o la historia en valenciano, contradicción inaudita”, señalan desde Idiomas y Educación a este digital. 

“La Vega Baja, además, vive ahora momentos de tensión, ya que esa ley de imposición lingüística de 2018 se aplica este año en los institutos, en toda la ESO, Bachillerato, Formación de adultos y Formación Profesional… de repente y en todos sus niveles”.

Desde esta asociación alicantina, señalan que “según la ley debe haber, al menos, una troncal en cada lengua (valenciano y castellano) y al menos un 25 % de presencia como lengua vehicular en cada una, contando materias lingüísticas y no lingüísticas. El problema es que en Primaria no han cumplido la ley, tanto con la troncal en castellano (hay centros que han puesto la Religión o la Educación Física), como en lo del 25 %, ya que hay centros con el 0 % de castellano argumentando que se trata de proyectos experimentales, y eso afecta a cientos de centros. Esto además, afecta principalmente a enseñanzas de Infantil”. 

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes