Comunidad Valenciana

El adelanto de las autonómicas en Valencia paraliza la iniciativa de reforma constitucional

Las Cortes regionales pretendían impulsar una modificación de la Carta Magna para poder tener competencias legislativas sobre Derecho Civil

El secretario general del PSPV, Ximo Puig.
photo_cameraEl secretario general del PSPV, Ximo Puig.

Ximo Puig anunció ayer el adelanto de las elecciones autonómicas para hacerlas coincidir con las generales. Lo hizo tras presidir un pleno extraordinario del Consell en el que Mónica Oltra mostró su rechazo, así como el de otros cinco miembros de Compromís, que también estaban sentados en la mesa y que escenificaron su inconformidad.

Esta situación -histórica por tratarse de la primera vez que los valencianos votarán generales y autonómicas el mismo día- desprende consecuencias directas.

Casi todos los partidos, de acuerdo

La disolución de las Cortes Valencianas significa que la votación que iba a tener lugar este mismo miércoles 6 de marzo para presentar una iniciativa de reforma constitucional queda paralizada.

Según fuentes internas consultadas por ECD, iba a ganar la mayoría del “sí” con el voto en contra de Ciudadanos. La victoria en la votación hubiera dado vía libre a la Comunidad Valenciana para presentar en Madrid con carácter formal una proposición para reformar la Constitución apoyada por casi todos los partidos políticos.

La formación naranja ha sido acusada por los precursores de esta iniciativa de ser “dependientes de Madrid” en un asunto que ha logrado poner en sintonía a PSPV, Compromís, Podemos y PP.

Un recorrido desde Zapatero pasando por Rajoy

El recorrido que finalizaba con esta votación, ahora truncado por el adelantamiento de las elecciones, viene de lejos.

En 2008, y tras la reforma del Estatuto de Autonomía de la Comunidad Valenciana en 2006, el gobierno autonómico se propuso legislar en materia de derecho civil el régimen económico matrimonial para hacer prevalecer la separación de bienes frente al régimen de gananciales. En 2011, la ley de custodia compartida y en 2013 regular las uniones de hecho.

Todas ellas fueron tumbadas por el Tribunal Constitucional en 2016 al considerar que no eran de su competencia al no tratarse de normas que "rigieran costumbres". Fue el gobierno de Zapatero quien interpuso sendos recursos de inconstitucionalidad al régimen económico matrimonial y a la ley que hacía prevalecer la custodia compartida en los divorcios, y posteriormente el de Rajoy el que hizo lo mismo con la ley de uniones de hecho.

No obstante, desde 2008 hasta 2016- cuando el TC se pronunció- miles de valencianos se rigieron por estas leyes.

Una reforma constitucional para los valencianos

Aragón, País Vasco, Cataluña, Baleares, Navarra y Galicia son las autonomías que se rigen por un Código Civil propio. Algo con lo que los valencianos sueñan desde hace tiempo, casi desde que les fueron arrebatados los fueros en 1707.

De ahí esta iniciativa que pretendía llegar a Madrid para reformar la Constitución y dotar a la Comunidad Valenciana del poder para legislar en materia de derecho civil, siempre y cuando pasara todos los trámites pertinentes.

De hecho, contaban con ello cuando el país viró hacia la democracia con la Constitución de 1978, pero al no estar vigente desde antes de la creación de la Carta Magna, la Comunidad Valenciana no vio reconocido este derecho, que todavía consideran necesario para equipararse con el resto de nacionalidades históricas de España.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?