Comunidad Valenciana

El Acuartelamiento Alférez Rojas Navarrete, sede del Mando de Operaciones Especiales, tendrá una nueva casa de intervención

Realizará la obra una empresa alicantina y costará medio millón de euros

Acuartelamiento Alférez Rojas Navarrete (cuartel militar de Rabasa)
photo_camera Acuartelamiento Alférez Rojas Navarrete (cuartel militar de Rabasa)

El Ministerio de Defensa ha autorizado la ampliación del cuartel de los conocidos “boinas verdes”.El acuartelamiento Alférez Rojas Navarrete de Alicante, que a su vez es sede del Mando de Operaciones Especiales sufrirá una modificación de su hasta ahora terreno militar. 

El cuartel de Rabasa cobra gran importancia al ser una unidad del Ejército español, más conocido como “boinas verdes”. Los boinas verdes, que a sí mismos también se denominan guerrilleros, tienen más de dos décadas de trayectoria en la que ha protagonizado más de 140 relevos en el exterior, precisamente la mayoría en Afganistán (alrededor de 60) aunque también en Líbano, Bosnia, Irak, Mali, Kosovo y la República Centroafricana.

Entrenamientos en Pau

Como ya adelantamos en ECD, los ‘boinas verdes’ del Mando de Operaciones Especiales del Ejército de Tierra mantienen una relación estrecha con el Commandement des forces spéciales del Armée de Terre, el ejército de tierra francés.

Además de ese ejercicio ‘Gorgone’ en el que han participado recientemente, miembros del MOE también se desplazan con cierta periodicidad a Francia para entrenarse en instalaciones militares francesas.

Por ejemplo, unidades del Mando de Operaciones Especiales viajan en ocasiones a la ciudad de Pau, a unos 90 kilómetros de la frontera española, donde el Armée de Terre tiene un complejo de tiro (Complexe de Tir Adapté) especialmente apropiado para que los militares de operaciones especiales entrenen con mayor realismo situaciones de combate.

En el otoño de 2020, dos equipos de la UOE2 (Unidad de Operaciones Especiales que se encuadra en el Grupo del Cuartel General del MOE) se ejercitaron durante cuatro días en el Complexe de Tir Adapté.

Estos equipos operativos de ‘boinas verdes’ entrenaron principalmente cómo poner en práctica los procedimientos de rescate de rehenes (denominados HRO- Hosted Rescue Operations), así como los procedimientos anti-terroristas (CT-Counter Terrorist).

En los ejercicios participaron además perros (equipos K-9), y también se desplegaron tiradores de precisión sobre blancos móviles cercanos en ambiente urbano.

En esas instalaciones de Pau, el ejército francés tiene hasta un vagón de tren. Los operadores españoles de la UOE2 practicaron con él, recreando la intervención en un tren para neutralizar a un sospechoso de terrorismo.

También en Francia se han adiestrado en fechas recientes las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra (FAMET). Mandaron a 38 militares, 2 helicópteros Tigre, un Súper Puma y dos Cougar al ejercicio Baccarat con el 4e brigade d'aérocombat del Armée de Terre, ejercicio desarrollado en entorno de combate de alta intensidad.

Felipe VI y el MOE

El rey recibe con asiduidad en la base aérea de Torrejón de Ardoz a los efectivos que viajan a territorio bélico que requieren de intervención militar española. 

Actualmente tiene presencia continua en Irak y Líbano, mientras que también efectúa misiones más breves de seguridad cooperativa (a petición del país interesado) en otros puntos del planeta, recientemente en varios países del Magreb y el Sahel como Túnez, Mauritania y Senegal.

Dirigidos por el general Raimundo Rodríguez Roca, este cuerpo está formado por unos 900 soldados expertos en operaciones que, por su alta especialización, no pueden se desarrolladas por otras unidades militares, como el rescate de rehenes, reconocimientos especiales o capturas de jefes de redes criminales en territorio hostil.

Para ello cuenta con expertos en paracaidismo, tiro de precisión, montaña y actividades subacuáticas con una media de 34 años, 12 de ellos en el Ejército y los 7 últimos en ese cuerpo. 

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?