Comunidad Valenciana

Situación límite en la cárcel de Alicante: tres funcionarios son los encargados de vigilar a 300 internos. El caso está denunciado al Defensor del Pueblo

La mala gestión de las bajas de los funcionarios del centro penitenciario de Fontcalent, Alicante, con superpoblación de internos y apenas funcionarios, ha sido denunciada ante el Síndic de Greuges (el Defensor del Pueblo en la Comunidad Valenciana), por la Asociación Profesional de Funcionarios de Prisiones.

El sindicato de de funcionarios de prisiones ha alertado de la peligrosa situación que vive el penal alicantino de Fontcalet, ya que la convivencia del centro ha ido empeorando debido a la escasez de recursos humanos y materiales. Se ha llegado a la situación límite de 300 internos, controlados por 3 funcionarios.

La Asociación Profesional de Funcionarios de Prisiones (AFP) ha denunciado ante el Síndic de Greuges de la Comunidad Valenciana –Institución encargada de velar por el cumplimiento de los derechos de la Constitución del Pueblo-, presidido es José Cholbi Diego, la mala situación del centro, y le ha pedido que lo visite personalmente para mejorar la situación.

Según ha podido saber El Confidencial Autonómico, el sindicato de funcionarios explica en la denuncia el último incidente que registró la prisión hace menos de un mes: uno de los reclusos, con un objeto punzante en la mano, se atrincheró en la oficina de un funcionario.

La AFP también denuncia que el centro tiene más del doble de internos de los que debería tener y que el número de funcionarios es insuficiente. Además, critican la creación de nuevos puestos de directivos, que no tienen relación directa con los presos y la mala gestión de las bajas de antiguos funcionarios.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?