Comunidad Valenciana

Acuerdo para las elecciones generales

Refundar Compromís tras el 20-D: el objetivo de los detractores del pacto con Podemos

Los críticos barajan firmar un manifiesto por la “traición” a la militancia mientras se suceden las dimisiones en la coalición de Oltra

Mónica Oltra, líder de Compromís (Fotografía: Compromís)
photo_camera Mónica Oltra, líder de Compromís (Fotografía: Compromís)

La cascada de dimisiones en la ejecutiva de Compromís sigue en aumento por traicionar a los militantes, especialmente del Bloc, y hoy puede haber un manifiesto público de los críticos y de los que han dimitido.


Mónica Oltra, líder de Compromís y vicepresidenta de la Generalitat Valenciana, y el líder de Podemos, Pablo Iglesias, “se han salido con la suya, pero el precio puede ser muy caro en las propias urnas del 20-D y en el futuro de Compromís”, afirma un líder del Bloc – partido mayoritario de la coalición Compromís- a El Confidencial Autonómico, que habla de “traición a la identidad nacionalista de Compromís y a los propios militantes, especialmente del Bloc”.

Ya son siete los altos cargos de Compromís que han dimitido por el pacto electoral con Podemos, “especialmente por cómo se ha hecho, sin democracia interna, de la que siempre hemos hecho gala en los partidos que integramos la coalición”, afirma un líder a este digital.

Los partidos que integran la coalición Compromís son el Bloc, Iniciativa del País Valencià – al que pertenece Mónica Oltra -, Els Verdes y Gent de Compromís.

Entre los que han dimitido de la ejecutiva de Compromís y de la del Bloc, figuran alcaldes, diputados autonómicos y un eurodiputado. Especialmente relevantes han sido la dimisión del alcalde de Tavernes, Jordi Juan, que ganó por mayoría absoluta en los pasados comicios, y la de la teniente-alcalde de Valencia, Consol Castillo.

Compromís, ahora mismo, es un polvorín, de modo que es previsible que haya más dimisiones, y tal vez hoy un manifiesto crítico”, apuntan a ECA fuentes del Bloc.

Tregua electoral y temores para el 20-D

Los críticos contra la decisión de pactar con Podemos deseaban un congreso extraordinario cuanto antes. Sin embargo, está triunfando la tesis de diversos líderes de Compromís de no celebrarlo ahora para no perjudicar el proceso electoral del 20-D, y celebrar el congreso ordinario en 2016.

Sin embargo, como expresan a este digital fuentes próximas al proceso, “el enfado de militantes y votantes puede pasar factura en las urnas, pues se les ha ninguneado y utilizado.

Las bases del Bloc ya votaron en contra de aliarse con Podemos. Sin embargo, se les invitó a votar de nuevo prometiendo que otras formaciones de izquierdas – Izquierda Unida (EUPV) – entrarían también en la coalición, y que era una ocasión histórica: en esta ocasión votaron que sí, pero Compromís y Podemos se quedaron solos por la negativa de Izquierda Unida, por lo que esta segunda votación “fue un engaño mayor”, afirman a ECA.

Refundar Compromís

Sin lugar a dudas por parte de las fuentes consultadas por este digital, “hay que repensar la coalición, dejando de ser una coalición de cuotas y pase a ser una federación de partidos, donde haya reglas iguales para todos y se garantice más democracia en las decisiones”.

Es mejor esperar a que se celebren las elecciones generales, ya el 21 de diciembre hay poner orden en Compromís, pues de lo contrario puede peligrar su propia existencia”, señalan a este digital.


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?