Comunidad Valenciana

Ante las primarias a secretario general

El PSOE valenciano se prepara para una dura batalla por los avales

El Presidente Ximo Puig y el aspirante Rafel García coinciden en que puede haber sorpresas y que la elección estará muy disputada

Susana Díaz y Ximo Puig en un mitin del PSPV.
photo_camera Susana Díaz y Ximo Puig en un mitin del PSPV.

El PSOE valenciano comienza la recogida de avales para sus elecciones primarias. El actual secretario general y presidente de la Generalitat, Ximo Puig, que apoyó a Susana Díaz en las primarias socialistas, se enfrentará a Rafael García, alcalde de Burjassot que se decantó por Pedro Sánchez.

Pese a que Puig acaba de destacar que “nunca ha estado mejor el PSPV en estos 22 años, va a ser una campaña dura entre él y García, que se pondrá de manifiesto en la recogida de avales hasta el 2 de julio”. Dicha recogida de avales comienza hoy.

En esta dura batalla, fuentes próximas a Puig destacan a El Confidencial Autonómico  que “puede haber sorpresa, y que en la Comunidad Valenciana salga reelegido Ximo Puig: no es incompatible con que a nivel nacional haya ganado Pedro Sánchez”.

El actual secretario general de los socialistas valencianos y presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, derramó lágrimas al saber que tendrá un rival en la elección de secretario general del PSPV, el “sanchista” Rafael García, alcalde de Burjassot (Valencia).

Las bases socialistas se decantarán por Puig o García el último fin de semana de julio, pero el panorama se presenta “muy negro para Ximo Puig, pues Pedro Sánchez obtuvo en la Comunidad Valenciana el 63% de los votos, y a la vista tiene que puede dejar de ser secretario general, presidente de la Genealitat y, por supuesto, candidato a la presidencia de la Generalitat en 2019”, según aseguran fuentes socialistas a ECA.

Ximo Puig se alineó junto a Susana Díaz, siempre en un tono mucho más comedido hacia Pedro Sánchez que otros barones socialistas. Cuando salió elegido Pedro Sánchez, Puig lanzó el mensaje de “lealtad recíproca entre él y Ferraz, y esperaba que no hubiera otra candidatura que le pusiera en una posición muy comprometida en el contexto del Acuerdo del Botánico” (pacto con Compromís y Podemos, en 2015, por el que Ximo Puig llegó a la presidencia de la Generalitat)”, expresan a este digital.

Según estiman diversas fuentes socialistas, “con ese 63% que obtuvo Pedro Sánchez en la Comunidad Valenciana es previsible que Rafael García obtenga la secretaría general, y la debilidad orgánica de Ximo Puig le pase factura, bien por su propio partido, bien por parte de Mónica Oltra, que ya tenía hace dos años el apoyo de Podemos – Pablo Iglesias en persona – para presidir la Generalitat”.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable