Comunidad Valenciana

Mónica Llorente, alcaldesa de Orihuela, se muestra convencida de que no existe un hecho real de corrupción en el ayuntamiento y asegura que los concejales detenidos están tranquilos

La alcaldesa de Orihuela (Alicante), Mónica Lorente, ha hablado hoy sobre las supuestas irregularidades en la adjudicación de la contrata de basuras y sobre la detención de José Joaquín Ripoll. La 'popular' está convencida de que no existe un hecho real de corrupción ni en el ayuntamiento ni en la Diputación de Alicante, Lorente ha declarado que ayer "fue una jornada dura, de nervios y un poco alucinante. Los concejales detenidos están muy tranquilos. Además, ha sido una feria de preguntas muy genéricas y en la que no tenían nada que ocultar, aunque tienen que ir el próximo viernes al juzgado a tomar declaración". La alcaldesa ha puesto en duda la actuación de la policía judicial. "Defendían que se trataba de una detención técnica que acompañaba al registro. Las detenciones las ordena y las firma un juez, así como la puesta en libertad. Tras diez minutos de declaración, volvieron a casa. A nosotros nos dejó mucho más tranquillos, pero uno se calienta mucho la cabeza con el sistema". Respecto a las supuestas irregularidades, Mónica Lorente ha dicho que "en la contrata, si se refieren sólo a la de recogida de residuos o de limpieza diaria de Orihuela, nada tiene que ver ni el presidente de la Diputación de Alicante, ni determinados empresarios alicantinos. No son concejales de Orihuela, ni empresarios que hayan optado a ese concurso. Mezclan este tema con el plan zonal (el consorcio de residuos), que sí afecta a toda la comarca". Llorente también ha defendido a Joaquín Ripoll. "Es un ejemplo de gestión impoluta durante toda su vida. Al final, uno piensa: como somos del PP y la Generalitat Valenciana es la única provincia que faltaba para tener la terna... Me avergüenza pensar que las acciones sustentadas por el Gobierno vayan en esta línea".

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?