Comunidad Valenciana

Si el actual presidente de la Generalitat no convence para 2015

Las alternativas a Fabra: las consejeras Bonig y Catalá, Margallo y un profesional independiente

La dirección nacional del PP decidirá el candidato para la Comunidad Valenciana a finales de 2014 tras valorar varios sondeos

Alberto Fabra (en el medio), con María José Catalá (izquierda) e Isabel Bonig (derecha) en un acto del PP.
photo_camera Alberto Fabra (en el medio), con María José Catalá (izquierda) e Isabel Bonig (derecha) en un acto del PP.

En la sede del Partido Popular en la calle Génova de Madrid ya le buscan un recambio a Alberto Fabra para ser el candidato a las elecciones autonómicas del próximo mes de mayo. Rajoy y Cospedal creen que el partido tiene un problema de liderazgo en la Comunidad Valenciana y en la cúpula nacional se barajan diversos nombres alternativos.

Alberto Fabra recibió una “herencia envenenada” de Francisco Camps –como se reconoce en el PP valenciano-, pero no ha logrado ser admitido como líder indiscutible en su partido, pese a ser presidente de la Generalitat Valenciana y del PP en la tierras valencianas. Las dudas entre los máximos dirigentes nacional del partido han hecho que ya se le busque relevo, tal y como contó ECD hace unos días.

Génova es consciente del “peso” del PP valenciano en el partido (150.000 militantes, el 17% de los militantes del partido en toda España, que son 860.000), que sigue creciendo en número de afiliados, y de la posible pérdida del gobierno de la Comunidad Valenciana en 2015.

Por todo ello, la dirección popular busca un candidato alternativo a Alberto Fabra, que Rajoy decidirá a finales de 2014 teniendo en cuenta los últimos sondeos, según ha podido saber El Confidencial Autonómico. Sobre la mesa, Rajoy tiene el deseo de Alberto Fabra de ser el candidato, pero también otros candidatos alternativos.

El caso de Margallo

Desde que Fabra sustituyó a Camps en la Generalitat, el ministro de Asuntos Exteriores ha ejercido de “ministro valenciano” –aunque no se le reconoce como tal en propio PP valenciano, pues ha nacido en Madrid aunque veranea en Jávea (Alicante)-, lo cual ha molestado al entorno de Fabra en diversas ocasiones, como consta a ECA.

Según diversos líderes del PP consultados, “la candidatura de García-Margallo si se opta por sustituir a Fabra no es viable, por varios motivos: él no aceptaría dedicarse a la política autonómica, sabe que es rechazado por líderes del PP valenciano, y tiene 70 años”.

“Lo que sí damos por supuesto – afirma a El Confidencial Autonómico un alto cargo del PP valenciano- es que Rajoy contará con la opinión del ministro, y su opinión tiene mucho peso”.

“La posible opción de García-Margallo –afirma un líder popular valenciano- la alienta Rita Barberá, pero no tiene más apoyos reales, y su buen entendimiento y veranos compartidos en Jávea (Alicante) no hacen verosímil esta opción”.

La consejera Bonig, con más opciones que Catalá

Las fuentes del PP valenciano consultadas aseguran que, en estos momentos, la candidatura de Isabel Bonig, si finalmente Génova decide un candidato distinto a Fabra, es la más sólida en estos momentos.

Bonig es consellera de Infraestructuras, y desde junio de este año coordinadora general del PP valenciano, la número dos, elegida personalmente por Alberto Fabra, sustituyendo a Serafín Castellano. Bonig accedió al Consell de la mano de Francisco Camps en 2011, pero Fabra ha ido reforzando su peso, reconociendo sus cualidades de “capacidad de trabajo, empuje y liderazgo, siendo del agrado de los sectores empresariales y de los votantes jóvenes”, cualidades que reconoce un líder del PP a este digital. Además, en Génova se valora el peso del partido en la Comunidad Valenciana y, si es posible, busca que el candidato para las elecciones autonómicas de 2015 salga de él, no de fuera de la región.

“La edad también puede ser determinante –afirman las fuentes consultadas-, y la edad de Bonig (44 años) y la de María José Catalá (33) permitiría aproximarse a los jóvenes y, en caso de perder el gobierno de la Generalitat en 2015, podría ejercer de líder en la oposición con recorrido en el tiempo”.

Se dan menos opciones a la consejera de Educación y Cultura, María José Catalá, aunque fue una apuesta de Alberto Fabra al nombrarla consejera en 2011 y portavoz del Consell este año, “por su juventud y menos peso que Bonig en la estructura orgánica del partido”, afirma un destacado dirigente. Catalá tiene a favor su buen entendimiento con el ministro García-Margallo y “que es valenciana, no de Castellón, vista la experiencia con Fabra”, puntualiza un líder popular.

Un profesional independiente

Otra opción es la que se baraja sobre todo desde ámbitos empresariales valencianos: que el candidato de de los populares valencianos para continuar en el Palau de la Generalitat sea un profesional independiente, “para romper con estos años de corrupción en el PP valenciano y que no tenga ningún tipo de hipotecas políticas ni personales, además de recoger el guante de la evidente desafección ciudadana hacia los políticos”, afirma un empresario a ECA.

El “perfil” de profesional independiente sigue en estos momentos en búsqueda de nombres concretos. El que más “suena” es Manuel Broseta, director de Broseta Abogados, de 47 años, y presidente de la Fundación Conexus Madrid-Comunidad Valenciana desde 2013, que ha sido una iniciativa empresarial para estrechar lazos entre Madrid y Valencia.

Pertenecen a la Fundación Conexus una treintena de empresarios relevantes, los presidentes de confederaciones empresariales, Cámaras de Comercio y el presidente del Puerto de Valencia, entre otros.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?