Comunidad Valenciana

Se cumplen dos años del cierre

Ex trabajadores de Canal 9 se manifestarán para exigir la vuelta de las emisiones

Denuncian que el gobierno PSPV-Compromís se está retrasando en su promesa de reabrir la televisión autonómica

Ximo Puig, en una protesta de trabajadores de RTVV despedidos.
photo_camera Ximo Puig, en una protesta de trabajadores de RTVV despedidos.

El 29 de noviembre se cumplen dos años de la clausura de la Radio Televisión Valenciana. En este periodo hubo un cambio de gobierno del Partido Popular al Partido Socialista-Compromís. El nuevo ejecutivo llevaba entre sus promesas electorales la reapertura de la cadena.


Entre los deseos que se escucharon estuvo la puesta en marcha de las emisiones el pasado 9 de octubre, fecha simbólica que coincide con la fiesta de la región.

Sin embargo, de momento esa promesa electoral no se ha cumplido y está provocando la “desilusión” de todos los empleados que se vieron afectados por el cierre de la empresa. Y es que la propia vicepresidenta del Gobierno de la Generalitat, Mónica Oltra, estuvó presente en el plató durante los últimos minutos de emisión en 2013.

Según pudo conocer El Confidencial Autonómico, el Comité de empresa ha convocado a los ex trabajadores a una marcha desde las instalaciones de RTVV, el Centro de Producción y Programas de Burjassot, hasta el Palau de la Generalitat Valenciana sede del gobierno regional.

El objetivo de esta protesta que recorrerá las calles de Valencia es exigir al gobierno del socialista Ximo Puig y de Mónica de Compromís priorizar la reaperuta de las radios y televisiónes públicas.

Esta protesta que tendrá lugar el 29 de noviembre, la víspera de la reunión que tendrá el Fòrum Valencià de l'Àudiovisual en las Cortes para seguir estudiando cómo poder volver a reabrir la televisión regional.

Una plantilla sobredimensionada

Las fuentes del Comité de empresa de RTVV consultados por este diario reconocen que la situación es compleja y que la cadena pública valenciana tenía además un problema de sobredimensión de plantilla con un total de 1.600 trabajadores.

Reconocen que el cierre producido hace dos años ha herido gravemente a las empresas audiovisuales de la región. “El 92% del sector audiovisual está muerto”, afirman las fuentes que explican que ha afectado a las productoras regionales, estudios de doblaje, etc.

Por otro lado, los ex trabajadores han tenido o bien que trasladarse a las grandes capitales de provincia para encontrar trabajo en el sector o bien cambiar de profesión para poder mantener a sus familias y viviendas.

El comité admite se ha reunido con todas fuerzas políticas del parlamento valenciano para hacer llegar la situación de los antiguos empleados. Mientras continúa el proceso de liquidación de la televisión autonómica y el proceso de creación de una nueva corporación.


Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes