Comunidad Valenciana

Denuncian que una región “pobre” aporta recursos al Estado

La línea roja de Compromís para apoyar a Pedro Sánchez: una nueva financiación autonómica

Los nacionalistas valencianos exigirán que el Gobierno apruebe un sistema de reparto del dinero que tenga en cuenta la población de la Comunidad

Pedro Sánchez, con la líder de Compromís, Mónica Oltra, y el portavoz, Joan Baldoví.
photo_camera Pedro Sánchez, con la líder de Compromís, Mónica Oltra, y el portavoz, Joan Baldoví.

El PSOE está negociando con Podemos, Ciudadanos y varios partidos nacionalistas un acuerdo para poder investir a Pedro Sánchez como nuevo presidente del Gobierno de España. Una de las formaciones con la que el acuerdo está más cerca es Compromís, los aliados valencianos de Podemos.

Una de las primeras llamadas que Sánchez hizo después de que el rey Felipe propusiera su nombre al Congreso como candidato a la Presidencia del Gobierno fue a Mónica Oltra. La líder de Compromís, que es vicepresidenta de la Generalitat Valenciana con el socialista Ximo Puig, se reunión con el líder del PSOE en Madrid, junto con su portavoz Joan Baldoví.

Las conversaciones entre ambos partidos están avanzando después de varias reuniones, algunas más públicas y otras más discretas, de sus equipos negociadores. El Confidencial Autonómico ha podido saber que este viernes, Compromís hará público un documento con las propuestas que plantea para apoyar al próximo presidente del Gobierno.

Una comunidad “pobre” que paga al Estado

Fuentes consultadas por ECA señalan que la principal “línea roja” que establecerá la coalición nacionalista valenciana tendrá que ver con la financiación autonómica. Compromís sólo sostendrá un Ejecutivo que acabe esta legislatura con lo que llaman “infrafinanciación” de la Comunidad Valenciana.

Casi todos los partidos valencianos, incluido el PP, denuncian desde hace años que el sistema de financiación de las autonomías perjudica especialmente a su región. Critican que la Comunidad Valenciana tiene una renta per cápita por debajo de la media española, y por lo tanto es una autonomía “pobre”, y sin embargo tiene déficit fiscal y contribuye económicamente al Estado como si fuera “rica”.

Según se publicó este verano, en 2012 el déficit fiscal valenciano fue de 1.330 millones de euros: es decir, el Estado recaudó en impuestos en esta región 1.330 millones de euros más de los que invirtió allí en gasto público.

“Somos la única comunidad pobre que paga al Estado”, destacan las fuentes de Compromís consultadas. Por eso están decididos a exigir a Pedro Sánchez que si gobierna, ponga en marcha una reforma del sistema de financiación autonómica para corregir este desequilibrio.

Este sistema lleva años “caducado”, pero la crisis económica y la falta de recursos, y luego las sucesivas citas electorales, han ido retrasando la reforma del sistema de financiación. Compromís quiere que se aborde ya un nuevo sistema.

Que se reparta el dinero según la población

El modelo al que pretenden llegar los nacionalistas valencianos se basa en un criterio: la población. “Somos el 11% de la población de España, pero no recibimos el 11% de la financiación”, denuncian en Compromís.

“No pedimos ningún privilegio ni ningún trato especial, queremos una solución homogénea para todos”, aseguran en la coalición que lidera Mónica Oltra. Lo que quieren es tener una financiación, y también unas inversiones en obra pública, acorde a su peso en la población del conjunto de España.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?