Comunidad Valenciana

Piden la coordinación de Ayuntamientos, Diputación y Generalitat Valenciana

Bomberos de Castellón critican la falta de pistas forestales para poder controlar los incendios

En los términos municipales de Caudiel y Montán se quemaron más de 50 hectáreas. Medios terrestres y aéreos dan la alarma por las dificultades evidentes para su extinción

Bomberos de Castellón apagando un incendio forestal
photo_cameraBomberos de Castellón apagando un incendio forestal

El pasado domingo dos municipios de Castellón sufrieron un fuerte incendio forestal: Caudiel y Montán. Los bomberos tuvieron dificultades para controlar las llamas debido a la falta de pistas forestales. Aseguran que hay que esperar a que se produzcan los incendios para que se recuerde algo tan elemental. Ahora reclaman a los ayuntamientos y a la Generalitat que se abran estas pistas, ya que es una "inversión rentable e imprescindible". 

El pasado domingo, 18 de marzo, se declaró un incendio forestal en los términos municipales de Caudiel y Montán, en la provincia de Castellón, que  ha quemado más de 50 hectáreas.

Los numerosos efectivos – 2 dotaciones de bomberos, 6 unidades de bomberos forestales, 3 medios aéreos y 1 coordinador forestal – no han impedido la extensión de las llamas, y “la principal dificultad en la extinción del incendio está siendo la ausencia de pistas forestales”, señala a El Confidencial Autonómico uno de los bomberos que participan en las tareas de extinción.

“Durante muchas horas, ha sido imposible acceder  con vehículos autobomba a zonas próximas al frente de fuego, y hemos tenido que trabajar con herramientas manuales hasta la incorporación de medios aéreos”, señalan dichas fuentes a este digital, destacando además que “la falta de visibilidad también ha impedido la actuación de los medios aéreos en otros momentos”, circunstancias todas ellas que se podrían haber evitado o paliado “si hubiera pistas forestales”.

Los bomberos subrayan que “en la extinción y hasta prevención de incendios es básico que haya cortafuegos y pistas forestales, pero hay que esperar a que se produzcan los incendios para que se recuerde algo tan elemental, y las diversas administraciones tienen mucho que mejorar en estas tareas que tanto afectan a los montes valencianos, coordinándose mejor e invirtiendo dinero, pues no es difícil estimar el coste de la extinción de este incendio, con tantos medios, y podría haber sido mucho menor”.

Señalan, además, que las pistas forestales pueden tener un uso para senderismo y deportes de montaña, a la vez que de prevención de incendios. “Ayuntamientos, Diputación y Generalitat Valenciana han de coordinarse, pues invertir un poco más entre todos evitaría gastos cuantiosos como este incendio, y es mejor prevenir incendios que apagarlos”.

“Abrir pistas forestales y mantenerlas en buenas condiciones es una inversión siempre rentable en la prevención de incendios, y puede generar algunos empleos: si las instituciones tuvieran más voluntad política, no es un gasto excesivo y ahorrarían gastos, pero parece que ‘se pasan la pelota una a otra’”, manifiestan fuentes próximas al proceso.

Precisamente la Diputación de Castellón acaba de dar a conocer sus cuentas de 2017, que arrojan un superávit de 15,8 millones de euros, y en 5 años ha reducido su deuda de 140 millones a 49 millones.

 
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?