Ceuta y Melilla

El Ejército se entrena para defender Ceuta de un ataque aéreo

Realizó un ejercicio de artillería con fuego real del cañón 35/90 contra blancos aéreos radiodirigidos

Ejercicio de artillería antiaérea en Ceuta.
photo_camera Ejercicio de artillería antiaérea en Ceuta.

Militares del Ejército de Tierra se entrenan para defender Ceuta de amenazas aéreas, especialmente ante escenarios de defensa contra ataques aéreos a baja y muy baja cota.

El Ejército ha difundido un vídeo en el que se muestran detalles de un ejercicio que llevó a cabo hace unas semanas el Grupo de Artillería Antiaérea II/30, del Regimiento Mixto de Artillería nº 30, con base en la ciudad autónoma.

Esta unidad organizó el pasado 18 de mayo un ejercicio de “escuelas prácticas de artillería antiaérea (EPARTAA I/22)” en el Campo de Tiro “Almina”. Este campo se encuentra junto al acuartelamiento “El Hacho”, en la punta más oriental de Ceuta, junto al mar.

El ejercicio consistió en prácticas de fuego real con las piezas 35/90 Oerlikon GDF-007, sobre blancos aéreos radio-dirigidos. El objetivo del entrenamiento era “conseguir la integración de los diversos componentes de la unidad de defensa antiaérea (UDAA), establecer y comprobar los enlaces radio, constituir y adiestrar un puesto de mando táctico operativo y organizar e instruir el municionamiento de las secciones de cañones 35/90”.

El Regimiento Mixto de Artillería nº 30 tiene dos grupos: el de Artillería de Campaña, y el Grupo de Artillería Antiaérea II/30. La misión de este último es “la protección de las Unidades e Instalaciones de los tres Ejércitos y de los puntos vitales y zonas del Territorio Nacional contra agresiones provenientes del aire, garantizando la conservación de la capacidad de las Unidades de la Comandancia General de Ceuta”.

El Grupo de Artillería Antiaérea II/30 está equipado con cañones 35/90 Oerlikon GDF-007, de fabricación suiza. Por dos tubos dispara proyectiles del calibre 35 mm, dotados con una carga explosiva de 120 gramos hexal, con un alcance máximo horizontal de 11.200 metros y efectivo de 4.000 metros.

Según el Ejército de Tierra, el cañón 35/90 Oerlikon se caracteriza por la “movilidad y despliegue en terreno variado”, y sus capacidades se centran en la “defensa contra ataques aéreos a baja y muy baja cota”. Es decir, es un sistema de artillería dirigido a neutralizar amenazas aéreas, como sobrevuelos de aviones militares que realicen pasadas a baja y muy baja cota.

Además, tiene capacidad de disparar munición AHEAD. Esta munición inteligente cuenta con una espoleta que a una distancia del blanco lanza 152 subproyectiles para crear una barrera antimisil de casi 38 metros de diámetro.

Un equipo de la unidad de blancos aéreos del Cuartel General del Mando de Artillería Antiaérea se encargó de poner en vuelo los blancos sobre los que hacer fuego. Estos blancos, similares a pequeños aviones, se lanzan con un sistema que los pone en vuelo, pasando por un blanco radio-dirigido.

Los artilleros apuntan y tratan de alcanzar en el aire estos objetos, gracias a las direcciones de tiro Skydor que complementan los cañones 35/90 Oerlikon.

Desde el Campo de Tiro “Almina”, las piezas de artillería hicieron fuego tanto de día como de noche, con el objetivo de poner a prueba “las capacidades reales del sistema de armas de defensa antiaérea de la Comandancia General de Ceuta”.

En el ejercicio también iba a participar, según El Faro de Ceuta, un avión C-101 del Ejército del Aire, se entiende que como simulación del tipo de amenaza que tendrían que neutralizar los cañones antiaéreos.

Ya en marzo el mismo Grupo de Artillería se entrenó en la misma zona de Ceuta, conforme a su plan anual de preparación.

Dentro de los diferentes sistemas antiaéreos con que cuenta el Ejército de Tierra para proteger el territorio nacional, los cañones 35/90 Oerlikon son especialmente adecuados para derribar drones y otros aparatos que vuelen a baja cota.

Los vecinos del sur de España, como Marruecos Argelia, se están rearmando en distintos ámbitos militares: también en lo que se refiere a misiles, incluidos los antiaéreos, los antibuque... y en cuando a avioneshelicópteros de combate.

En los últimos tiempos, el Ejército de Tierra está potenciando la autonomía de las unidades militares de Ceuta y Melilla, con medidas sobre todo destinadas a las unidades de infantería mecanizada y acorazada.

Además, desde que comenzó la crisis con Marruecos por Brahim Ghali y la avalancha de extranjeros en Ceuta, las Fuerzas Armadas han exhibido tanto sus carros de combate y blindados en Ceuta y Melilla, como alegionarios haciendo guardia junto a la valla de Ceuta, así como buques navegan en aguas españolas de las dos ciudades autónomas y de los islotes y peñones de soberanía española, como son las Islas Chafarinas.

El nuevo ‘Concepto de Empleo de las Fuerzas Armadas’ aprobado en 2021 ya hace especial hincapié en la disuasión y en la defensa autónoma de España. La proliferación de imágenes de esas actividades militares en torno a Ceuta, Melilla, los peñones e islotes del norte de África e incluso Canarias encajan en esa línea de demostrar la capacidades de España de defenderse por tierra, mar y aire.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?