Ceuta y Melilla

Alerta por el riesgo de inoperatividad de los radares que detectan pateras en las costas españolas

Interior va a encargar a una empresa la reparación de las estaciones del Sistema Integrado de Vigilancia Exterior de la Guardia Civil (SIVE) en Algeciras, Pontevedra, Ceuta o Tarragona

Sala centro SIVE - Guardia Civil
photo_camera Sala centro SIVE - Guardia Civil

Decenas de estaciones de vigilancia costera se sitúan en el litoral español. Desde Pontevedra a Tarragona pasando por Ceuta. La Guardia Civil utiliza los Sistema de Vigilancia Exterior (SIVE) para controlar el tráfico marítimo, luchar contra el tráfico de estupefacientes o las rutas migratorias. Sus posiciones, elegidas geoestratégicamente, intentan velar por el buen uso de las aguas nacionales.

Uno de los primeros instalarse fue el ubicado en la ciudad gaditana de Algeciras hace 20 años, debido a ser un punto geoestratégico de narcotráfico y migración. Recientemente Interior alertó que las estaciones, si no pasan por programas de mantenimiento, sufrirán una “merma grave, si no absoluta, de la operatividad de esos despliegues, por la progresiva degradación que afectaría a los sistemas instalados, con el riesgo que ello supone para la vida de las personas que intentan acceder en patera, al no ser posible la detección temprana de embarcaciones y proceder a su rescate”. 

Estas palabras son parte de la contratación de emergencia que ha publicado la Jefatura de Asuntos Económicos de la Guardia Civil. En ella se explica que es necesario un mantenimiento de las estaciones de vigilancia para poder cumplir con exactitud el control efectivo de las fronteras exteriores mediante su vigilancia permanente para ejecutar el código de fronteras Schengen.

El mantenimiento, anunciado en la licitación, asciende a más de 1.200.000 euros. “Por motivo de la imposibilidad de llevar a efectos una segunda prórroga del anterior expediente, la operatividad del SIVE actualmente se mantiene en el marco de un expediente de emergencia, cuya declaración se formalizó con fecha 28 de abril de 2022, para la contratación del mantenimiento preventivo y correctivo de los despliegues de CádizAlgecirasCeutaMálagaGranadaMurciaAlicanteValenciaCastellónTarragonaBalearesPontevedraTenerife y unidades móviles (camiones que llevan acoplados un remolque con cámara, radar y son sincronizados con la aplicación SIVE y la estación fija)”, subraya el documento. 

La Benemérita señala que desde el día 1 de agosto de 2022 hasta la formalización de un nuevo contrato ordinario de servicios de mantenimiento, el cual se encuentra en tramitación, los despliegues SIVE previamente nombrados se encontrarían sin mantenimiento. Para ello, Indra y Ute Deimos serán los beneficiados de la licitación. 

SIVE movil - Guardia Civil
SIVE movil - Guardia Civil

Indra realizará labores de mantenimiento en los SIVE de Cádiz, Algeciras, Málaga, Granada, Ceuta, Pontevedra, Tenerife y las unidades móviles por un importe de 768.618 euros hasta octubre de este año. Ute trabajará en los sistemas de Murcia, Alicante, Valencia, Castellón, Tarragona y Baleares, con un importe de 690.055 euros hasta la misma fecha que Indra. La empresa TRC de servicios informáticos realizará trabajos en los SIVE por 48.293 euros. 

“Un desastre”

Fuentes de la Guardia Civil indican a ECD que parte de estos centros tienen “muchos años encima, donde incluso han sufrido ataques por parte de narcotraficantes”, aunque su labor, aseguran, es primordial.

Pedro Carmona, portavoz nacional del sindicato AUGC, señala directamente que la política de mantenimiento de estas empresas es un “desastre”.

“Ahora deprisa y corriendo tienen que sacar una licitación para mantenimiento de estos sistemas y ´poner tiritas para tapar heridas´. Es necesario incrementar el personal tanto en las salas de visualización del SIVE como las patrullas de Fiscal para localizar a los narcotraficantes o migrantes cuando arriben a tierra”. 

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes