Cataluña

Vuelven las manifestaciones en favor de Pablo Hasél

El próximo 15 de mayo en Lérida

IMG_20210420_202732_898
photo_camera Cartel de la convocatoria de la manifestación.

Tras un tiempo centrado en las tareas de limpieza de su celda, la figura del rapero Pablo Ribadulla Duró, más conocido por su pseudónimo artístico de Pablo Hasél, vuelve al corazón de la polémica. Desde las redes sociales se está lanzado una convocatoria para una próxima manifestación a favor del artista encarcelado; será el próximo 15 de mayo en la leridana plaza de Víctor Siurana.

Uno de los lemas que aparece en el cartel de la convocatoria –en catalán, “82 años sin democracia”- hace prever que la concentración, como en anteriores ocasiones, acabe degenerando en violencia y disturbios callejeros. Hace tres meses, a mediados de febrero, se celebraron las anteriores expresiones de apoyo. Duraron una semana y se saldaron con al menos 137 detenidos en distintos puntos de Cataluña, así como con saqueos de comercios, disturbios policiales, quema de contenedores y pintadas, el destrozo de una comisaría de los Mossos, una persona atropellada y la pérdida de un ojo por parte de una manifestante.  

Nieto de un militar franquista

Aunque el lema genérico de la libertad de expresión es el que suele congregar a los manifestantes que apoyan a este músico y activista político, hijo de un empresario deportivo y nieto de un teniente franquista, que llegó a combatir al maquis comunista en el Valle de Arán durante la Segunda Guerra Mundial, lo cierto es que cumple una pena de dos años y medio de prisión por obstrucción a la justicia y amenazas a un testigo, al que habría amenazado con matar y cuya imagen presuntamente difundió en las redes sociales.

Debido a sus numerosos antecedentes penales –entre los que se incluyen delitos de enaltecimiento del terrorismo en sus canciones, pero también de allanamiento de morada-, la Audiencia Nacional consideró que Hasél no cumplía con los requisitos necesarios para que pudiera suspenderse su ingreso en prisión. Por si hubiera pocas dudas sobre el cariz violento que pudiera tener esta próxima manifestación, en el cartel de la convocatoria leridana aparece ardiendo un contendor. 

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?