Cataluña

Los antidisturbios de los Mossos recibirán nuevos uniformes... pero tienen furgones averiados

Más del 20% de los vehículos de Brimo y ARRO están averiados

Agentes de los Mossos d'Esquadra.
photo_cameraAgentes de los Mossos d'Esquadra.

El Sindicato de Policías de Cataluña (SPC) reclamó el pasado 4 de julio la ampliación de dotación ordinaria de los uniformes de verano de los agentes. El objetivo es dar solución a la problemática de “tener que lavar cada día el uniforme”.

Los agentes han recibido una respuesta afirmativa a su petición. Y es que está previsto un concurso de vestuario para el próximo año. Los mossos ahora tendrán cuatro uniformes, tres de entretiempo y una de invierno.

El colectivo “espera” que el concurso se haga con la antelación suficiente para que se puedan confeccionar los uniformes y repartirlos al inicio de verano.

“Esperamos que por una vez, ¡sólo una! Se hagan las cosas medianamente bien y los agentes dispongan, este verano, de material para poder trabajar. Si no es así, tendremos que volver al ‘Tarde y mal’ habitual”, demandan.

Faltan furgonetas

SPC denuncia la falta de furgonetas de orden público propiedad de la Generalitat de Cataluña. Y es que a día de hoy, más del 20% de los vehículos están averiados.

El sindicato critica que “esta falta de efectivos afecta también a las Unidades de Orden Público”.

El Sindicato Autónomo de Policía asegura que tanto los vehículos de la Brigada Móvil como la mayoría de los del Área de Recursos Operativos de las distintas Regiones Policiales están “en mal estado”.

Debido a la defectuosidad que presentan los automóviles, los tienen que llevar continuamente a los talleres mecánicos.

“Este es un problema que afecta a aquellos vehículos que son propiedad de la Generalitat de Cataluña, están días y días en el taller esperando a poder ser reparados”, sostiene el sindicato de Mossos d'Esquadra.

Disminuye la capacidad de respuesta operativa

La Secretaría de Orden Público ha revisado la cuestión de la falta de furgonetas y es por ello que ha podido constatar que, actualmente, el número de furgonetas que no están operativas supera el 20% .

“¿Qué pasaría si en el algún momento se decretara el nivel 3 y fuera necesario activar todos los equipos?”, se pregunta el sindicato.

“Pues sencillamente que algunos agentes destinados a la BRIMO y en las ARRO se quedarían en las comisarías por la falta de furgonetas, disminuyendo así el número de efectivos policiales y disminuyendo por tanto, su capacidad de respuesta operativa”, responden los agentes.

Ante esta situación, el sindicato de policías ha presentado un escrito a la Subdirección General de Recursos Humanos de la Dirección General de la Policía denunciando los hechos.

 
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?