Cataluña

Junqueras negocia con Sánchez para evitar que 30 cargos de ERC implicados en el ‘procès’ acaben en prisión

La reforma de los delitos de sedición y de malversación evitará la entrada en la cárcel de los ex altos cargos de la Generalitat pendientes de juicio por el 1-O. Puigdemont se librará de la prisión preventiva

Oriol Junqueras
photo_camera Oriol Junqueras

La reforma de los delitos de sedición y de malversación esconde una ‘amnistía encubierta’ para los dirigentes de ERC implicados en causas judiciales por el 1-O. Pese al no rotundo de Moncloa a aceptar ese perdón generalizado, Pedro Sánchez y Oriol Junqueras sí negocian evitar que una treintena de ex altos cargos acaben en prisión. 

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ya adelantó el pasado domingo, durante una entrevista a La Vanguardia, que la propuesta de los dos grupos que sustentan al Gobierno (PSOE y Unidas Podemos), es cambiar el delito de sedición.

Pero deslizó posteriormente que los grupos parlamentarios “son libres” de presentar las enmiendas que consideren. Uno de ellos será ERC, que presentará una enmienda a la proposición de ley para rebajar las penas del delito de malversacióncomo adelantó ECD, para aquellos que no se hayan lucrado personalmente con el desvío de fondos públicos.

El ministro de Presidencia, Félix Bolaños, y la titular de Defensa, Margarita Robles, han salido este lunes a delimitar la acción que impulsa el Gobierno (cambiar el delito de sedición) de aquella que puede nacer en el seno del legislativo (modificar la malversación).

“En la tramitación del de sedición se puede plantear modificar el delito de malversación”, ha dicho Bolaños; “Estamos en una democracia y se pueden presentar las enmiendas correspondientes”, ha añadido Robles.

ERC pone el foco en la malversación

Por lo pronto, ERC ha puesto el foco en la malversación, que comporta asimismo una pena de prisión. 

Según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes de la Generalitat, el Gobierno ha lanzado como novedad en las últimas horas la reforma del delito de malversación, después de que el presidente de Esquerra, Oriol Junqueras, haya trasladado a Moncloa que nadie más relacionado con el ‘procès’ debe entrar en prisión.

Hay que tener en cuenta que, mientras el diálogo entre Gobierno y Generalitat se va abriendo paso, todavía quedan pendientes de celebrar varios juicios vinculados al referéndum del 1 de octubre de 2017

Y algunos de ellos desembocarán, con toda seguridad, en penas de prisión para los acusados, al incluir delitos como la sedición, la malversación o la prevaricación.

En el caso de los líderes huidos, la maquinaria se pondrá en marcha cuando estén a disposición de la justicia española. Pero hay procesos que están en manos del fiscal, que debe presentar su escrito de acusación, y otros todavía se están instruyendo.

Negocian una ‘amnistía encubierta’

Una vez acordada con el Gobierno la desaparición del delito de sedición (a cambio de agravar el de desórdenes públicos), la hoja de ruta de los republicanos pasa ahora por rebajar el delito de malversación mediante alguna enmienda en el Congreso a esa misma propuesta de reforma penal. 

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha explicado este lunes que la intención es revertir la reforma aprobada por el PP en 2015.

Según las fuentes del Govern consultadas por ECDel equipo de Pedro Sánchez en Moncloa y el entorno de Oriol Junqueras negocian ya discretamente una especie de ‘amnistía encubierta’ para evitar que una treintena de ex altos cargos independentistas acaben en prisión. 

No se trataría de una amnistía como tal, porque lo prohíbe expresamente la Constitución, pero los cargos de Esquerra implicados en el ‘procès’ conseguirían igualmente, en la práctica, “los efectos de la amnistía”

La sedición no arrastra a la malversación

En las últimas horas ha circulado en los medios la idea de que la eliminación de la sedición en la condena del ‘procès’ arrastraría a la malversación y dejaría impunes los hechos del 1-O. 

Un planteamiento que rechazan los expertos jurídicos consultados por ECD. Defienden que la revisión de la sentencia (y la futura condena a los fugados si son juzgados) no debería limitarse a la supresión de la sedición, sino que deberá suponer la sustitución de la sedición por el nuevo delito de desórdenes públicos agravados.

La otra idea que circula es que, como la condena por malversación lo fue en concurso medial con la sedición (fue un medio para la sedición), la desaparición de la sedición haría desaparecer la malversación.

Sin embargo, las fuentes jurídicas insisten en que el resultado debe ser sustituir la condena de sedición en concurso medial con malversación, por desórdenes públicos agravados en concurso medial con malversación.

Cargos de ERC pendientes de juicio

Hay que recordar que los diputados de ERC en el Parlament, Josep Maria Jové y Lluis Salvadó, están pendientes de ser juzgados en el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya por su papel en los preparativos del referéndum del 1-O.

De entrada se les atribuyen los delitos de malversacióndesobediencia y revelación de secretos. Sin embargo, todavía falta que la Fiscalía presente su escrito de acusación, en el que puede incluir o no todos estos delitos. Estas pesquisas derivan de la causa abierta contra ex altos cargos de la Generalitat por estos hechos en el Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona.

Entre los 28 investigados se encuentran también la que era presidenta de la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals (CCMA); los ex directores de TV3 y Catalunya Radio, Vicenç Sanchis y Saül Gordillo, respectivamente; el que fuera delegado del Govern ante la UE, Amadeu Altafaj, y el ex secretario del Diplocat, Albert Royo. La fiscalía está ultimando su escrito de acusación.

Se libran de la prisión preventiva

En cambio, fuentes jurídicas explican a ECD que la reforma no libraría necesariamente de la cárcel al ex presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, o la secretaria general de Esquerra, Marta Rovira, aunque probablemente, de entregarse a la justicia, no entrarían en prisión preventiva.

Además, su castigo sería mucho menor que el impuesto por el Tribunal Supremo a otros líderes independentistas como Junqueras (13 años por sedición en concurso medial con malversación) o Joaquim Forn (9 años y 6 meses solo por sedición).

La reforma de los delitos de sedición y de malversación esconde una ‘amnistía encubierta’ para los dirigentes de ERC implicados en causas judiciales por el 1-O. Pese al no rotundo de Moncloa a aceptar ese perdón generalizado, Pedro Sánchez y Oriol Junqueras sí negocian evitar que una treintena de ex altos cargos acaben en prisión. 

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ya adelantó el pasado domingo, durante una entrevista a La Vanguardia, que la propuesta de los dos grupos que sustentan al Gobierno (PSOE y Unidas Podemos), es cambiar el delito de sedición.

Pero deslizó posteriormente que los grupos parlamentarios “son libres” de presentar las enmiendas que consideren. Uno de ellos será ERC, que presentará una enmienda a la proposición de ley para rebajar las penas del delito de malversacióncomo adelantó ECD, para aquellos que no se hayan lucrado personalmente con el desvío de fondos públicos.

El ministro de Presidencia, Félix Bolaños, y la titular de Defensa, Margarita Robles, han salido este lunes a delimitar la acción que impulsa el Gobierno (cambiar el delito de sedición) de aquella que puede nacer en el seno del legislativo (modificar la malversación).

“En la tramitación del de sedición se puede plantear modificar el delito de malversación”, ha dicho Bolaños; “Estamos en una democracia y se pueden presentar las enmiendas correspondientes”, ha añadido Robles.

ERC pone el foco en la malversación

Por lo pronto, ERC ha puesto el foco en la malversación, que comporta asimismo una pena de prisión. 

Según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes de la Generalitat, el Gobierno ha lanzado como novedad en las últimas horas la reforma del delito de malversación, después de que el presidente de Esquerra, Oriol Junqueras, haya trasladado a Moncloa que nadie más relacionado con el ‘procès’ debe entrar en prisión.

Hay que tener en cuenta que, mientras el diálogo entre Gobierno y Generalitat se va abriendo paso, todavía quedan pendientes de celebrar varios juicios vinculados al referéndum del 1 de octubre de 2017

Y algunos de ellos desembocarán, con toda seguridad, en penas de prisión para los acusados, al incluir delitos como la sedición, la malversación o la prevaricación.

En el caso de los líderes huidos, la maquinaria se pondrá en marcha cuando estén a disposición de la justicia española. Pero hay procesos que están en manos del fiscal, que debe presentar su escrito de acusación, y otros todavía se están instruyendo.

Negocian una ‘amnistía encubierta’

Una vez acordada con el Gobierno la desaparición del delito de sedición (a cambio de agravar el de desórdenes públicos), la hoja de ruta de los republicanos pasa ahora por rebajar el delito de malversación mediante alguna enmienda en el Congreso a esa misma propuesta de reforma penal. 

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha explicado este lunes que la intención es revertir la reforma aprobada por el PP en 2015.

Según las fuentes del Govern consultadas por ECDel equipo de Pedro Sánchez en Moncloa y el entorno de Oriol Junqueras negocian ya discretamente una especie de ‘amnistía encubierta’ para evitar que una treintena de ex altos cargos independentistas acaben en prisión. 

No se trataría de una amnistía como tal, porque lo prohíbe expresamente la Constitución, pero los cargos de Esquerra implicados en el ‘procès’ conseguirían igualmente, en la práctica, “los efectos de la amnistía”

La sedición no arrastra a la malversación

En las últimas horas ha circulado en los medios la idea de que la eliminación de la sedición en la condena del ‘procès’ arrastraría a la malversación y dejaría impunes los hechos del 1-O. 

Un planteamiento que rechazan los expertos jurídicos consultados por ECD. Defienden que la revisión de la sentencia (y la futura condena a los fugados si son juzgados) no debería limitarse a la supresión de la sedición, sino que deberá suponer la sustitución de la sedición por el nuevo delito de desórdenes públicos agravados.

La otra idea que circula es que, como la condena por malversación lo fue en concurso medial con la sedición (fue un medio para la sedición), la desaparición de la sedición haría desaparecer la malversación.

Sin embargo, las fuentes jurídicas insisten en que el resultado debe ser sustituir la condena de sedición en concurso medial con malversación, por desórdenes públicos agravados en concurso medial con malversación.

Cargos de ERC pendientes de juicio

Hay que recordar que los diputados de ERC en el Parlament, Josep Maria Jové y Lluis Salvadó, están pendientes de ser juzgados en el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya por su papel en los preparativos del referéndum del 1-O.

De entrada se les atribuyen los delitos de malversacióndesobediencia y revelación de secretos. Sin embargo, todavía falta que la Fiscalía presente su escrito de acusación, en el que puede incluir o no todos estos delitos. Estas pesquisas derivan de la causa abierta contra ex altos cargos de la Generalitat por estos hechos en el Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona.

Entre los 28 investigados se encuentran también la que era presidenta de la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals (CCMA); los ex directores de TV3 y Catalunya Radio, Vicenç Sanchis y Saül Gordillo, respectivamente; el que fuera delegado del Govern ante la UE, Amadeu Altafaj, y el ex secretario del Diplocat, Albert Royo. La fiscalía está ultimando su escrito de acusación.

Se libran de la prisión preventiva

En cambio, fuentes jurídicas explican a ECD que la reforma no libraría necesariamente de la cárcel al ex presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, o la secretaria general de Esquerra, Marta Rovira, aunque probablemente, de entregarse a la justicia, no entrarían en prisión preventiva.

Además, su castigo sería mucho menor que el impuesto por el Tribunal Supremo a otros líderes independentistas como Junqueras (13 años por sedición en concurso medial con malversación) o Joaquim Forn (9 años y 6 meses solo por sedición).

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?