Cataluña

Pedro Sánchez acató la Ley de Banderas en el Palau de la Generalitat

La bandera española se colocó durante la comparecencia del presidente del gobierno, mientras que con Pere Aragonés se retiró. Presidencia explica que en sus actos se ajusta a la norma de 1981

Pedro Sánchez
photo_camera Pedro Sánchez

Pedro Sánchez escenificó el pasado 15 de septiembre el inicio de la “mesa de diálogo” entre el Gobierno de España y el Govern de la Generalitat de Cataluña. Para ello viajó a Barcelona y fue al Palau de la Generalitat para reunirse con Pere Aragonès antes del encuentro de las delegaciones de ambos gobiernos.

Al acabar la reunión, Pedro Sánchez compareció en la Galería Gótica del Palau. Se dirigió a los periodistas desde un atril con el escudo y la leyenda “Generalitat de Cataluña”, y detrás estaban colocadas las banderas de España y de Cataluña.

Después de la comparecencia del presidente del Gobierno de España, Pere Aragonès también iba a hacer una declaración pública en ese mismo lugar. Entre ambas comparecencias, un trabajador del Palau de la Generalitat retiró la bandera de España.

La fotografía del personal del Govern retirando la enseña nacional provocó críticas hacia Pedro Sánchez, por “haber permitido”, según esas críticas, una “humillación” a la bandera de España por parte de Pere Aragonès.

Confidencial Digital ha podido consultar la escueta respuesta que sobre este asunto ha dado el Gobierno de España a una pregunta de Ciudadanos.

Según el Ejecutivo de Sánchez, “en todos los actos presididos por el Presidente del Gobierno se da debido cumplimiento a lo establecido en la Ley 39/1981, de 28 de octubre, por la que se regula el uso de la bandera de España y el de otras banderas y enseñas”.

Es toda la respuesta que da el Gobierno a tres cuestiones que plantearon por escrito Inés Arrimadas y José María Espejo-Saavedra:

-- “¿Qué opinión le merece al Gobierno que el Ejecutivo catalán retirara la bandera de España de la escenografía prevista para la comparecencia en rueda de prensa del Presidente de la Generalitat, tras la reunión mantenido entre éste y el Presidente del Gobierno de España?”.

-- “¿Considera el Gobierno que este nuevo desprecio de las autoridades separatistas hacia los símbolos españoles forma parte del nuevo tiempo de concordia en las relaciones entre Cataluña y el resto de España, del que se jacta el Presidente Pedro Sánchez?”.

-- “¿Cuántas más muestras de humillación a todos los españoles está dispuesto a aguantar el Presidente del Gobierno de España, por parte de los separatistas catalanes, con tal de contar con su apoyo durante toda la legislatura?”.

A estas tres cuestiones, que solicitaban una valoración política, el Gobierno responde simplemente señalando que en los actos que preside Pedro Sánchez se cumple la Ley de Banderas. No queda claro si, al hacer esa referencia, da a entender que en el momento en que Sánchez acabó su comparecencia en el Palau de la Generalitat, dejó de ser responsable de las banderas, ya que el escenario lo estableció el equipo de Pere Aragonès.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?