Cataluña

El párroco de la iglesia de Sant Miquel i Sant Vicenç de Cardona desmiente que no se oficiara un funeral en castellano

Antes de que finalizara la ceremonia, la familia del fallecido se marchó con el féretro entre insultos

Iglesia Sant Miquel i Sant Vicenç de Cardona.
photo_camera Iglesia Sant Miquel i Sant Vicenç de Cardona.

 


 

Este domingo debía celebrarse en este municipio barcelonés el funeral de una vecina, Dolores Bastida, cuya voluntad era que su funeral fuera en castellano. La familia así se lo solicitó al sacerdote de la iglesia de Sant Miquel i Sant Vicenç de Cardona, pero fue minutos antes de que comenzara. 

Aún así, el párroco accedió a celebrarla en castellano y cambio las homilías que ya tenía preparadas en catalán, hasta entonces no existe ningún problema. Aunque, como afirman fuentes a El Confidencial Autonómico, en algún momento sí habló en catalán, fue cuando excepto dos hijos de la fallecida, la familia tomó la decisión de poner punto y final al funeral, avisar a la funeraria y llevarse el féretro para continuar el acto religioso en el cementerio. El sacerdote un tanto sorprendido prosiguió con la misa hasta el final, momento en el que los dos hijos presentes se acercaron a pedirle disculpas, pero por otro lado, el entierro estaba teniendo lugar a la vez en el cementerio, sin la presencia momentánea de estos dos hijos. 

La familia según ha podido conocer ECA, sí actúo de manera soberbia y prepotente dirigiéndose al sacerdote con descalificaciones por hablar en algún momento puntual en catalán. También los dos sacerdotes a cargo de esta iglesia de  Cardona son: Antoni Guixé Vilà, de 80 años y ya jubilado y Carles Pubill Gamisans, de 65 años de edad siempre han estado ligados supuestamente al mundo independentista, pero no se impuso el catalán en ningún momento, ni tampoco se declinaron las voluntades de los familiares. 

Un blog anticatalán 

Asimismo, Francesc Sirvent, un usuario de Twitter, decidió dejar constancia de la situación vivida en su blog para denunciar la supuesta negación del sacerdote en el funeral. «El sacerdote de la iglesia de Sant Miquel i Sant Vicenç de Cardona se ha negado a cumplir la última voluntad de Dolores Bastida Navarro, consistente en la celebración de su funeral en castellano, y a pesar de las repetidas peticiones de la familia«, asegura Francesc Sirvent en su blog.

La noticia que ha tenido gran repercusión, ha empujado al cura a llamar a los medios para desmentir todo lo publicado y explicar lo que ocurrió. 

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?