Cataluña

Los Mossos ya pidieron incrementar la seguridad en la Comisaría de Ripoll hace 3 años

Solicitaron instalar bolardos, cámaras y mamparas blindadas. La pasada madrugada un ciudadano empotró su coche contra el edificio.

Imagen del coche empotrado en la comisaría de Ripoll. @SAP_MOSSOS
photo_cameraImagen del coche empotrado en la comisaría de Ripoll. @SAP_MOSSOS

El ataque de un terrorista armado con un cuchillo en una comisaría de Cornellá hace ya más de 3 años, provocaron que los Mossos pidieran instalar sistemas que aumenten la seguridad y la autoprotección en las comisarías.

Pues bien, después de que la pasada madrugada un hombre bebido empotrara su coche contra la comisaría de los Mossos de Ripoll, los sindicatos han dicho ‘basta’.

No es la primera vez que el Sindicato Autónomo de Policía (SAP-FEPOL) ha denunciado el mal estado de las comisarías y las carencias que muchas de ellas tienen en seguridad”, explican los agentes.

“La propia de Ripoll, junto con otros de la RP de Girona, como Olot o Vista Alegre son algunas comisarías, que, con anterioridad a los hechos acaecidos, SAP-FEPOL reclamó reforzar”, indican.

SAP-FEPOL piden que “de forma urgente e inmediata”, se coloquen los elementos de seguridad necesarios “a todas aquellas comisarías que todavía no disponen que garanticen la seguridad de las personas que se encuentran en el interior”.

“No es tolerable que después de más de tres años de los atentados y estando en un alto nivel de alerta antiterrorista, aún tengamos comisarías que no dispongan de estos elementos de seguridad”, denuncia el sindicato de Mossos.

Bajo los efectos del alcohol

Los Mossos detuvieron a un hombre de 45 años y de nacionalidad marroquí por empotrar su vehículo de madrugada contra la comisaría.

El varón intentaba poner una denuncia. Los agentes allí presentes le pidieron que esperara a que llegara el coche patrulla para poder rellenar el papeleo.

Sin embargo, el hombre, que estaba bajo los efectos del alcohol, decidió no esperar y condujo su coche para poder llegar al interior de la comisaría.

El informe de 2015

Antes de que produjera el atentado de 2018 de Cornellá, se elaboró un informe de seguridad en el que se replanteaban la seguridad en las instalaciones policiales.

El informe que elaboraron los Mossos durante 2015 y 2016, y se pedía la instalación de bolardos, nuevas cámaras de seguridad, mamparas blindadas tanto dentro como fuera de los recintos y otras medidas de autoprotección de las comisarías.

Las medidas incluidas en el informe no eran solo exclusivas de los Mossos. A raíz de los atentados en Francia y el aumento de la alerta antiterrorista, tanto la Policía Nacional como la Guardia Civil también comenzaron a revisar las medidas de protección y vigilancia de sus comisarías e instalaciones.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes