Cataluña

Nivel 4 de alerta antiterrorista

Millón y medio de euros para proteger a todos los mossos con chalecos antibala

El gobierno de Cataluña acelera la compra de 3.700 prendas interiores para completar la dotación a la policía autonómica

Agente de los Mossos d’Esquadra con chaleco antibalas.
photo_camera Agente de los Mossos d’Esquadra con chaleco antibalas.

Los atentados yihadistas que se han producido en los últimos años en Europa han provocado que los miembros de todos los cuerpos policiales reclamen más medidas de protección personal. La principal es el chaleco antibalas, que las distintas administraciones están extendiendo entre los agentes: también en los Mossos d’Esquadra.

Entre diciembre de 2014 y los primeros meses de 2015 el Departamento de Interior entregó en torno a 9.000 chalecos para proteger a los mossos de disparos de bala y de cortes y pinchazos de armas blancas.

Todo formaba parte de un plan para adquirir 17.000 de estas prendas de protección personal, después de que la muerte de una policía nacional en un atraco en Vigo -y más tarde los atentados terroristas de París en enero de 2015- llevara a la Dirección General de Policía de Cataluña a apostar por proteger a sus agentes.

Recientemente el Departamento de Interior anunció que adelantaría los plazos para que no en 2017 -la fecha inicialmente prevista-, sino ya en el último trimestre de este 2016, se puedan entregar los chalecos antibala interiores a los más de 3.500 mossos que hasta ahora no tienen esta prenda de protección.

El Confidencial Autonómico ha podido comprobar que hace unos días Interior sacó a licitación el concurso para el suministro de los chalecos antibala y de las fundas para cubrirlos en caso de que su utilicen de forma exterior, visible sobre el uniforme.

El contrato incluirá la compra de 3.700 unidades de chalecos antibala y anticortes cuyo precio máximo por unidad será de 262 euros. Además, se van a adquirir 3.450 fundas exteriores que irán destinadas a diferentes unidades: 2.300 azules y rojas para las Unidades de Seguridad Ciudadana (USC, que patrullan por las calles), 200 amarillas de alta visibilidad para Tráfico, 850 para Recursos Operativos y 100 rojas para monitores e instructores.

En total, el presupuesto de este contrato asciende a 1,5 millones de euros. El proceso va a ser bastante rápido: el plazo de presentación de ofertas acaba el 23 de mayo, y una vez que se firme el contrato, el plazo de entrega será de 90 días.

Los chalecos deberán proeteger el pecho, el abdomen, la espalda y los costados de los agentes de los Mossos d’Esquadra. El Departamento de Interior establece que la empresa adjudicataria deberá ofrecer siete tallas para hombres, y además habrá prendas adaptadas a la anatomía femenina.

En otros casos, mujeres agentes de la Policía Nacional y policías locales como la de Madrid han protestado porque les han repartido chalecos antibala de hombre, con el pecho recto y sin forma para el busto femenino, lo que provocaba molestias. Para este contrato de suministro, la Dirección General de Policía de Cataluña establece que 3.000 chalecos serán de hombre y 700 para mujeres.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?