Cataluña

Juicio del 1-O: cuando los partidos independentistas acordaron bloquear a la Guardia Civil el 20-S

Vea el vídeo en el que un periodista del canal 8TV explica que habían llegado a un pacto para mantener la movilización e impedir que los agentes se llevaran documentación del Departamento de Economía

Jordi Cuixart (i) y Jordi Sànchez  (d) se dirigieron a los manifestantes desde un coche de la Guardia Civil, el 20 de septiembre de 2017.
photo_cameraJordi Cuixart (i) y Jordi Sànchez (d) se dirigieron a los manifestantes desde un coche de la Guardia Civil, el 20 de septiembre de 2017.

La defensa del pacifismo ha sido la fórmula repetida por los acusados durante el juicio por el 1-O. Los dirigentes de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, y el de la ANC, Jordi Sànchez, negaron en sus declaraciones que la concentración frente a la Consellería de Economía del pasado 20 de septiembre de 2017, se desarrollase con violencia.

Cuixart negó que se impidiera el trabajo de la Guardia Civil, que entraron en la Consellería para sustraer documentos relacionados con el referéndum ilegal. El abandono del edificio se demoró durante horas mientras los agentes se enfrentaron a los concentrados por impedir que se llevasen las cajas con documentación y discos duros que contenían pruebas del referéndum.

El registro terminó en torno a las 20.40 horas del 20 de septiembre, pero los agentes no pudieron abandonar el edificio hasta las 7 horas del día 21. Los manifestantes anunciaron que pasarían la noche frente a la Consellería y que no dejarían a los agentes salir del edificio. Algunos efectivos intentaron salir por puertas laterales y ventanas, pero fueron identificados por los manifestantes. 

Los convocados pincharon las ruedas de los coches patrulla de la Guardia Civil. Sobre uno de ellos, Sánchez y Cuixart incitaron a la “movilización permanente” a favor del referéndum y en contra de las actuaciones impulsadas por los poderes del Estado para impedir la consulta.

En todo momento, Cuixart negó en su declaración que el procés se hubiera desarrollado con violencia. La “única violencia” ejercida durante la jornada del 20-S fue “la que ejercieron la Policía Nacional y la Guardia Civil” al tratar de impedir el referéndum. Según Cuixart, si algunos de los agentes salieron por la azotea o por otra puerta fue por decisión propia, ya que voluntarios de la ANC “prepararon un pasillo” para facilitar la salida de los agentes.

Sin embargo, medios de comunicación como el canal 8tv y el medio Nació Digital reconocieron durante esa jornada que tanto asociaciones como Ómnium Cultural y la ANC, así como los partidos PdeCat, ERC y la CUP que se ordenó un “bloqueo” de las acciones de la Guardia Civil.

Ya en la primera hora de los registros se daban detenciones. Al terminar la jornada del día 21, el total de detenidos ascendió a 14 personas, incluyendo al ‘número dos’ de Oriol Junqueras, Josep Maria Jové. Tras su detención, la multitud impidió su traslado a la Consejería de Economía y Hacienda para que estuviera presente en el registro. 

El juicio del procés continúa esta semana, tras la declaración de las empresas encargadas de la impresión de las papeletas del 1-O. Se espera que este jueves declaren, entre otros, el mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?