Cataluña

Jornada de 7 a 23, bebés durmiendo en maletas... así vivieron policías nacionales de El Prat el asedio de los CDR

Agentes destinados en el aeropuerto de Barcelona denuncian el desánimo entre la plantilla del cuerpo por la presión independentista

El Aeropuerto El Prat, Barcelona, durante la movilización de los CDR
photo_cameraEl Aeropuerto El Prat, Barcelona, durante la movilización de los CDR

La primera jornada de protestas independentistas en Cataluña contra la sentencia del Tribunal Supremo a los responsables del 1-O tuvo su punto culminante en el intento de ocupación de la Terminal 1 del Aeropuerto Josep Tarradellas-Barcelona El Prat.

Miles de manifestantes se congregaron en la terminal, los pasillos, los accesos, los aparcamientos... mientras los antidisturbios de la Policía Nacional y de los Mossos d’Esquadra cargaban para contenerlos. La protesta derivó en graves altercados, barricadas, lanzamiento de objetos a los agentes (provocando heridos), destrozos...

El Confidencial Autonómico ha podido recabar el testimonio de un agente de la Policía Nacional que trabaja diariamente en el aeropuerto de El Prat, ya que es este cuerpo policial el encargado de los controls de seguridad en estas infraestructuras.

Policías atrapados

Aunque las protestas y los disturbios no llegaron a la zona en la que se encuentran estos agentes, también se vieron afectados por el asedio de los independentistas violentos. El bloqueo de las vías de comunicación por carretera y metro provocó problemas en los relevos de agentes.

“Hubo compañeros que estuvieron desde las siete de la mañana hasta las once de la noche”, explica este policía nacional, que apunta que ni los agentes que tenían que marcharse podían salir, ni los que tenían que llegar a cubrir sus turnos podían llegar. Así que muchos agentes acabaron doblando turno ante ese bloqueo de los accesos.

Cuando se fueron despejando las carreteras de acceso, el problema para los policías (como para los viajeros) era llegar hasta los aparcamientos en los que tenían sus coches particulares: “Los accesos a los aparcamientos estaban llenos de manifestantes, así que había pasar por mitad de la manifestación, ‘infiltrase’ para llegar al coche”.

“Aquí en El Prat ha habido muchas huelgas, de distintos sectores aéreos, pero no se llegó a bloquear como este lunes”, afirma ese policía.

Bebés en maletas

Además, desde su zona de trabajo los policías nacionales que están en El Prat (no los antidisturbios enviados puntualmente ahora en previsión de ocupaciones) pudieron ver los perjuicios que el bloqueo provocó en los pasajeros.

“Se veía a personas en silla de ruedas tirada por los pasillos, incluso maletas abiertas para servir de cuna a bebés”, explican fuentes presenciales.

Por el momento, la dotación de agentes de la Policía Nacional específicamente destinada en el Aeropuerto de El Prat, no la de antidisturbios de refuerzo eventual, no se ha reforzado.

Presión social y agravio económico

Desde la Confederación Española de Policía (CEP) denuncian que entre la plantilla de la Policía Nacional en El Prat se extiende el desánimo. Por un lado, como otros agentes de las Fuerzas de Seguridad sienten la presión social independentistas: “Hay compañeros que se inventan que tienen otra profesión, para no decir que son policías nacionales, porque no saben de quién fiarse”.

A esa presión social se añade un agravio económico que, a su juicio, sufren respecto a otros agentes del cuerpo. Señalan que los efectivos que trabajan en El Prat cobran un complemento menor que el de los policías nacionales del Aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas, lo que consideran injusto.

Todo ello provoca que muchos policías nacionales pidan el traslado a otros puntos de España en cuanto pueden, lo que tiene como consecuencia una gran rotación de la plantilla.

 
Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?