Cataluña

El independentismo entra en Europa pero sufre para ganar la partida a Colau

En Madrid, Carmena se despide tras un voto muy dividido que ha beneficiado al PP

Ernest Maragall
photo_cameraErnest Maragall

Carles Puigdemont se convirtió ayer en el candidato más votado de Cataluña para las elecciones europeas. El resultado choca con lo ocurrido en España, donde el independentismo lo ha tenido muy justo para disputarle a Ada Colau la alcaldía de Barcelona.

Ernest Maragall, alcaldable de ERC, y la actual alcaldesa  consiguieron diez concejales, pero Colau los ganó con 4.600 votos menos que los republicanos. El ganador tuvo un recuerdo para Oriol Junqueras, y le ofreció el consistorio. “Aquí tienes el ayuntamiento”, declaró el candidato, que ya ha anunciado su intención de "luchar por los presos".

Colau ya ha abierto la posibilidad de pactar con ERC para gobernar. Si Maragall se niega, la líder de Barcelona en Comú podría perder definitivamente la principal institución que gobernaba. 

El candidato de Ciudadanos, Manuel Valls, admitió su “fracaso” para frenar al independentismo y haber quedado lejos de sus expectativas. También el PP perdió un escaño y, aunque Junts per Barcelona haya perdido la mitad de sus 10 escaños conseguidos en 2015, Elsa Artadi reconoció el hecho de que hubiese al menos un partido independentista en el gobierno. 

Carmena anuncia su despedida

La derrota del ayuntamiento del cambio en Barcelona ha sido un reflejo de lo que se ha vivido en Madrid, donde Manuela Carmena anunció su despedida que será confirmado cuando se forme un nuevo ayuntamiento. 

En total, Más Madrid y PSOE no suman para gobernar, al contrario que PP (15), Ciudadanos (11) y Vox (4). La derrota de Carmena fue celebrada por las tres derechas, que centraron su discurso anunciando un "cambio de aires", según José Luis Martínez Almeida.

El candidato de Vox, Javier Ortega Smith, anunció que "la limpieza y el cuidado de nuestras calles va a ser una prioridad". También Begoña Villacís, de Ciudadanos, anunció el cambio de aires. Tanto la formación naranja como Vox mostraron su alegría por "expulsar a la izquierda de Madrid". 

 
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?